ecologenista

ecologenista
Ecologenia Global

viernes, 24 de julio de 2009

PSICOLOGIA TRASCENDENTAL


La facilidad con que se encuentran conocimientos en Internet, puede resultar una trampa para quienes no usan la inteligencia, o desprecian las advertencias de quienes hacemos las cosas. En esta sección sólo hallán utilidades quienes previamente hayan aprovechado al máximo la PSICOLOGÍA TRASCENDENTAL. pero quienes intenten profanar el Conocimientoes decir, usarlos sin haberse purificado lo suficiente, sólo hallarán la locura o la muerte. La Magia Práctica no es un juego, ni un entretenimiento. Por tu bien, considera esta advertencia como MUY SERIA.

"Cualquier teoría psicológica que no comprenda al Hombre en su totalidad, en su Dimensión Real, desde lo físico hasta lo Espiritual, no sólo será inocua, sino muchas veces, dañina"


Karl Gustav Jung

Si te interesa convertirte realmente en la persona que desearías ser, comienza ahora mismo. No necesitas muchos libros y teorías, ni hacer una carrera de psicólogo para alcanzar elevados niveles de conocimiento, y llevar el mismo a la práctica.

No es sólo una psicología "terapéutica", no es sólo para "sentirse bien", así que constituye su práctica, el fondo para un DESARROLLO TRASCENDENTE, que se llama ASCENSIÓN.

Y es la Ascensión al Reino Krístico tiene Tres condiciones sine qua non.

La Doctrina (Doc =Conocimiento, Trina = de los Tres) Kristiana se compone de Tres Normas de Vida que deben llevarse a la práctica de modo simultáneo: Meditación (que se compone de Psicología Trascendental, y control mental), Tantra sexual (o yoga tántrica, que consiste en perfeccionar la sexualidad al punto de no derramar la energía seminal), y Yoga de la Raza. Cada raza principal (Negra, Amarilla, Cobriza y Blanca) tiene una modalidad de yoga adecuada a la constitución del Cuerpo Vital, que es diferente en cada raza. Los indúes (antropológicamente mestizos de Blancos, Negros y algo de Amarillos) componen a estos efectos, una raza aparte, y su yoga -la más difundida en el mundo- es la Asánica, pero en realidad no sirve a ninguna otra, salvo en algunos aspectos de menor importancia. La Yoga de la Raza Blanca o Aria, se llama Yoga Rúnica.

Más información aquí

La Meditación, (aplicación de la Pcisología Trascendental) perfecciona el factor INTELIGENCIA; el Tantra perfecciona el aspecto AMOR y la Yoga perfecciona el factor VOLUNTAD.

NOCIONES GENERALES

Hoy más que nunca, millones de personas han comprendido la necesidad de Catarsis, es decir de "purificación" o "transmutación" de la personalidad. Es algo realmente maravilloso, sencillo de entender para algunos y difícil para otros, pero todos pueden entenderlo, con un poco de paciencia y empeño. Lo que es más difícil, es la práctica en si; aún para aquellos que captan la teoría inmediatamente.
Ante todo cabe aclarar dos cosas:

1) La catarsis implica declarar un combate, una guerra interior terrible, enfrentarse al enemigo más pernicioso y dañino que podemos tener: Nuestra propia personalidad (que es un vehículo nuestro y no "nosotros mismos"). Que quede clara la diferencia entre "Nosotros" o "Yo", y "Nuestra personalidad". Nosotros no somos lo "nuestro". Lo "nuestro" debe estar a nuestro servicio, pero la personalidad es algo tan complejo, y estamos tan metidos en ese traje sutil, que creemos ser "eso", sin darnos cuenta que el "Yo que soy" está mucho más "arriba" o "adentro", o "al fondo", y lo que "creemos ser" es sólo una envoltura, que por obra y gracia de nuestra desidia o pusilanimidad, y/o por las diversas influencias del medio desde que nacemos, no logramos mantener limpia, y se nos llena de "parásitos" o "Yoes psicológicos". Por lo general creemos ser ese "manojo de emociones y pensamientos", y así lo creía especialmente don Sigmund Freud. Tal es así que la teoría y práctica del psicoanálisis -plagiada a otros muchos Padres de la Psicología más meritorios-, no resuelve ni trasmuta esas basuras mentales y emocionales, sino que las ordena de acuerdo a la conveniencia circunstancial y material del individuo como ente social. Pero el psicoanálisis no reconoce a la persona como "ente Espiritual", que Es. De ese modo, el psicoanalizado termina creyendo que es todo ese basural depravado y que debe "asumirse" y conformarse con ello.
La Catarsis, en cambio, es un trabajo interior que no excluye el psicoanálisis, pero no da por concluida la cosa con ello. Muy al contrario: Allí es cuando empieza el combate contra los "demonios" interiores, llámense "Yo criticón", "Yo envidioso", "Yo inferior", y un largo etc. que podrás ver en las tablas correspondientes, a modo de guía. El objetivo fundamental que toda persona debe plantearse en un momento -ojalá sea este mismo para tí- es eliminar todas esas lacras que te impiden ser quien REALMENTE ERES, y vivir como MERECES, como Heredero de la Divinidad que somos todos los Seres.


2) Es importantísimo tener presente en todo momento, que una vez iniciada esa guerra a los "yoes psicológicos", el único que puede perderla, es el que la abandona. Generalmente es imposible abandonarla si se tiene una teoría clara del asunto, lo cual no es muy difícil de aprender. Tampoco puede "perderse por abandono" si uno comprende que es la inversión, el sacrificio, el ejercicio o la Iniciación -como quiera verlo cada uno- más importante y lucrativa que puede hacerse en la vida entera y en la mismísima eternidad.
¿Qué puede haber más importante que liberar al Ser que somos, de las lacras emocionales que nos llevan a toda clase de situaciones indeseables? ¿Qué puede haber más importante que alcanzar esa Felicidad auténtica que produce la liberación de todas las limitaciones interiores?. Aunque no podamos cambiar al mundo, aunque no podamos revertir tan "fácilmente" situaciones externas, al menos podemos cambiar lo más importante del mundo para nosotros: Nuestro propio vehículo mundanal.
El comienzo de la Catarsis -que aunque lo explicaré con metáforas o alegorías, creo que son bien claras- puede compararse a darnos cuenta que nuestro "jardín interior" no es tal, sino que está lleno de malezas, grandes como árboles. Muchas de ellas tienen flores muy bonitas, con ricos perfumes, embriagadoras, tentadoras. Esas son las enredaderas del DESEO, que nos arrastran a toda clase de vicios. Muchas de ellas deberán permanecer, pero otras habrán de ser eliminadas sin piedad. Y aún los deseos que permanezcan, deberán ser contraolados por la CONSCIENCIA, mediante el control de la mente.
Otras tienen flores monstruosas, llenas de arañas, serpientes y bichos horribles; y producen alucinaciones espantosas y sensaciones de persecución y amenazas. Esos son los árboles del MIEDO.
Luego tenemos unos arbustos agazapados y espinosos, cuyas púas están llenas de veneno y drogas que nos hacen ver enemigos en quienes muchas veces no lo son, o nos enceguecen de tal manera que perdemos la inteligencia justo cuando más la necesitamos para combatir. Esos arbustos se llaman ODIO.

CUIDADO CON LAS CONTRAPOLACIONES:
Algunas pocas personas han hecho a duras penas y a los palos, algo de la Catársis, dándose cuenta de sus emociones y pensamientos, eliminándolos y poniendo en su lugar algo que parece ser "lo contrario". Y en cierta medida lo es: Se trata de las "contrapolaciones psicológicas". Es decir, un yo psicológico que parece producir un balance. Pero ésto finalmente conduce siempre a tener, en vez de un enemigo, a dos enemigos que nos tiran alternativamente para un lado y otro, produciendonos lo que se llama "conflicto psicológico".
Por ejemplo: Tenemos un odio acérrimo por un vecino. Pero en vez de reconocer primeramente ese odio para luego eliminarlo mediante la observación y diferenciación, la auto-reeducación de la mente, la comprensión intelectual de la cuestión que tengamos con el vecino, "escondemos" ese sentimiento para nosotros y para los demás, poniéndole al vecinito una sonrisa de oreja a oreja... Creando así un "Yo hipócrita".
La tabla de Yoes psicológicos se usa de un modo muy simple. Es una guía básica de los yoes psicológicos más generalizados, pero hay otros más, que algunos pueden tener la sorpresa de encontrarse, justo cuando se creen "un mar de perfección y bondad, sobre el que flota, como la espuma, la humildad y la dulzura". Ciertamente es muy duro darse cuenta que uno no tiene nada de eso ni es -como personalidad- lo que creía ser. Pero quien desee "evolucionar", realmente y sin masturbaciones mentales, debe entrar en esa práctica real y terrible de enfrentarse con lo que uno cree ser. Hay que desenmascarar a ese montón de bichos psicológicos, con el coraje de un verdadero Guerrero de la Luz. Ningún enemigo externo puede ser vencido si primero no se aprende a vencer en el campo de combate interior. Una vez ganadas unas cuantas batallas y limpiado el terreno de las "emociones" y "pasiones", será posible comenzar a plantar las auténticas flores del Edén, los verdaderos "SENTIMIENTOS" del Alma.

La Consciencia en sí no necesita ser purificada porque es justamente "el ojo del Yo". Es la personalidad la que por no manifestarse en acuerdo con los dictados de la Consciencia, se llena de elementos que la nublan y oscurecen. Ella, que es la manifestación del Yo Real, lucha como un implacable juez, para que le oigamos. En la Catarsis, lo que hacemos es justamente, escucharla, identificarnos con ella, para que nos permita observar, diferenciar y eliminar los falsos egos.
Imagínate que la Consciencia es algo así como el foco de una lámpara. Pero resulta que la lámpara, en vez de tener un dibujo bonito, tiene unos pintarrajos de esos monstruosos que gustan a los roqueros pesados, insultos escritos, y sobre eso, más pintarrajos que hacen que apenas se vea la luz del foco (la Consciencia). Y lo poco que proyecta son figuras horribles por el entorno. Así es una personalidad que está llena de yoes psicológicos.
Pero nosotros, mucho más que una lámpara, irradiamos e influimos en nuestro entorno con pensamientos, sentimientos, palabras y actos. Entonces lo que hay que purificar es la personalidad, para que el Alma -de la cual la consciencia no sólo es el foco proyector, sino también "perceptor"- pueda irradiar sus Esferas de Consciencia y a la vez "percibir" limpiamente el entorno. Porque a medida que la personalidad la relega, la menosprecia, Ella "se duerme". Se retrae hacia las esferas superiores del Ser y se va produciendo la desunión entre lo espiritual y lo mundano del Ser. Mientras la personalidad mundana se hace materialista y baja su nivel vibratorio, las energías sutiles entre ambos aspectos dejan de interactuar, y a las lacras genéticas que arrastramos, se suman los "detonantes psíquicos", que nos provocan todo tipo de enfermedades y "accidentes".
Depurar la personalidad no sólo produce una más poderosa y benéfica radiación de uno mismo en el entorno, sino que nos permite ser más sensibles al mismo, captando de inmediato los pensamientos y sentimientos de los demás Seres.
Por ejemplo, una persona egoísta e intolerante, no sólo irradiará de forma sucia y desagradable a los demás, sino que tampoco podrá comprender el sufrimiento ajeno, ni su mente podrá tener un alto ideal de justicia y solidaridad. Ello le privará también de las maravillosas vibraciones que emiten los pensamientos elevados, las artes o el cariño de los demás.
Si bien es cierto que tenemos una serie de "caretas" para presentarnos en las diferentes oportunidades, si tenemos una personalidad libre de yoes psicológicos, éstas caretas sólo serán mentales, y las usaremos nosotros, en vez de que ellas nos usen a nosotros. Los VICIOS, los MIEDOS y los ODIOS, no son cosas que podamos usar, sino que nos usan, nos parasitan, nos arruinan la vida en cuanto nos descuidamos.
Mientras más depurada está la personalidad, cualquier careta que tengamos que usar, reflejará por igual nuestra personalidad. Un ejemplo muy sorprendente de ello, es Placido Domingo, a quien considero no sólo considero el más extraordinario artista de la lírica, sino que al tener oportunidad de verlo en dos representaciones, y una vez saludarlo en persona, me sorprendió enormemente el hecho de que su "personalidad" es aún más diáfana y radiante que su calidad artística. Pongo este caso porque -sin ser el único- es entre las más conocidas personalidades, un excelente ejemplo.

He conocido personalmente a otros muchos artistas y siempre me he desencantado, porque las "caretas" y la calidad de un artista pueden ser estupendas, pero lo que irradia la "persona" es diferente. Mejor o peor según la catarsis que haya hecho. Algunos pueblos, como los germanos, los escoceses, los gallegos, asturianos o los vascos, por lo general no necesitan mucho trabajo catártico (salvo que nazcan o se críen fuera de su medio normal) , porque sus arquetipos están genéticamente grabados con gran firmeza. Y los arquetipos son el "sistema operativo" del Alma y de la personalidad.
Estos pueblos con arquetipos rúnicos, son difíciles de convencer, pervertir y ensuciar psicológicamente porque tienen -estadísticamente hablando- mayor nivel de consciencia. Por eso son más sensibles a cualquier manifestación artística, y capaces de llorar al escuchar una buena voz o una buena música, pero gente con otros arquetipos (materialistas, egoístas, supuestamente "prácticos", etc.) los creen "tontos" y les hacen pasar las de Caín muchas veces (salvo a los vascos, que además cuentan con una gran capacidad de reacción que llega a la violencia fácilmente).
Cabe aclarar y remarcar que estoy hablando en términos generales y estadísticos, porque además de haberme dedicado a la antropología toda mi vida, me he financiado siempre desde el escenario, cantando, entonces uno puede "pulsar" a los diferentes públicos de una manera muy patente.
Durante mucho tiempo llevé anotaciones estadísticas de ésto, e investigando todas las causas de los diversos comportamientos, veo que si bien los "catalizadores" que licuan las personalidades convirtiéndolas a veces en meros "robot biológicos", (la publicidad, la moda, el consumismo del mercado o las penurias económicas), estas causas no producen los mismos efectos en los diferentes tipos étnicos. Y si bien es cierto que las culturas influyen, éstas son en si mismas, expresiones que se conservan gracias a la firmeza de arquetipos, los cuales están -a pesar de los prejuicios sobre el tema de las razas- íntimamente relacionados a la conservación étnica. Los arquetipos son "claves psíquicas" que se transmiten genéticamente, pero se pierden en las mestizaciones, más fácilmente que las características físicas. El problema respecto a las razas, es que la utilización política de este asunto científico ha impedido a las masas comprender las Leyes Biológicas, que en nada excluyen ni se oponen a las Leyes Eticas, de las cuales el Respeto a Todos los Seres es la fundamental.

Volviendo al tema psicológico, observa la tabla de Yoes psicológicos y la de Aspectos del Yo Real, y verás más clara la diferencia entre

EMOCIONES O PASIONES

http://www.askasis.com/esoterica/psicologia/imagenes/YOESPSICOLOGICOS.jpg

Y LOS VERDADEROS SENTIMIENTOS.



http://www.askasis.com/esoterica/psicologia/imagenes/YOREAL.jpg

Te recomiendo imprimir esas tablas, porque serán una importante guía en todo el proceso de purificación psicológica.

Prácticamente todas las psicopatías se deberían tratar terapéuticamente a partir de este conocimiento básico. Una PARANOIA no es otra cosa que un complejo psicológico formado por un Yo Pisocológico principal y los otros que le siguen. Manuel de Madrid, ha escrito sus propias vivencias de este proceso, que si bien es diferente en la forma, en cada persona, el fondo del asunto es el mismo.
La ESQUIZOFRENIA es en realidad una división de la personalidad, porque se han formado dos grupos de yoes psicológicos antagónicos, y ora domina uno, ora el otro, el "centro de mando", que es el "consciente mental". Ese "consciente mental" es el tablero de control de la mente, y podríamos decir que es un órgano suprafísico, apoyado en las funciones de las glándulas hipófisis, pineal y sinusal, formando un triángulo. Las esquizofrénicas se forman especialmente a partir de reiteradas contrapolaciones. Pero también existen esquizofrenias fisiológicas, que se deben a malformaciones cerebrales congénitas o producidas por accidentes o drogas. Pero la mayoría de los casos, no pasan por esta categoría, sino por el abandono de la autoobservación, y la perversión de la psicología por pusilanimidad.
La OLIGOFRENIA suele ser el resultado de una reunificación u ordenamiento psicológico, en el cual un yo psicológico muy poderoso toma las riendas y se asienta casi invulnerablemente en el consciente mental, teniendo -y usando- a los demás yoes psicológicos según su conveniencia.

El siguiente documento te servirá tanto como las Tablas para comprender el proceso y lo que ocurrirá en tu interior una vez iniciado. PROCESO CATARTICO de Manolo.

FALSOS-EGOS O YOES-SICOLÓGICOS (*) = eliminar primero).
El combate con estas malas hierbas se hace por Observación fija y detenida del defecto hasta debilitarlo y eliminarlo posteriormente. Lo importante es que nuestra Divina Presencia se dé cuenta de que ell@ no es esos falsos-egos que la parasitan. No es horrorizándose y mirando para otro lado, el modo de combatirlos. Con el tiempo el Alma será capaz de diferenciarse, distanciarse de esos ácaros-mentales y los eliminará de manera automática. Las mejores meditaciones son aquellas que se hacen por la calle, en el trabajo, en el hogar…no esquivando al falso-ego, sino manteniéndolo la mayor parte del tiempo posible en el “consciente” viendo cómo nos hace padecer todo tipo de emociones diversas y hasta conseguir debilitarlo… y en cuanto se le perciba y detecte, recitar en silencio un Ohm (Yo Soy) para que el Alma capte la energía del falso-ego, recuperando su Inteligencia, su Voluntad y el Amor que habían sido «robadas al cielo» por el virus emocional.


I-PRINCIPIO AMOR.


CELOSO-INDIFERENTE : 1º) Exceso de vigilancia de la persona amada (con motivos o sin ellos) siendo incapaz de enfrentar las dudas razonables con diálogo y recurriendo a terceras personas u otras medidas coercitivas (agresión físico-verbal, intimidación de cualquier tipo) para tener a la persona “amada” en situación de estrecha vigilancia como si de una pieza de trofeo o un prisionero de guerra se tratara. Los celos pueden derivar en trastornos graves de personalidad, volverse posesivos y terminar por enloquecer a la persona que finalmente actúa guiada por sus emociones de más baja intensidad. Véase odioso, posesivo, superior, despreciativo. 2º) En cuanto a la segunda actitud es la de “mirar para otro lado” por lo cuál también se evita el diálogo y lo que es peor se desarrolla un yo-fracasado porque la persona ni siquiera está dispuesta a luchar por lo que ama. Termina en el mejor de los casos en una actitud desprendida, dando lo que no debe a terceros…
ODIOSO-HIPÓCRITA (*): 1º. El odio (junto con el vicio y el miedo) deben desaparecer completamente de la personalidad del individuo evolucionado. Las carencias de amor se llenan por defecto con odio y como se da lo que se tiene... Y se atrae lo que se odia... 2º) En cuánto al hipócrita vemos que no es coherente con sentimiento-pensamiento-palabra-acto, por lo que no podrá ser jamás un Verbo Creador por lo que se debe eliminar prioritariamente de la psicología. En el Principio Amor el hipócrita oculta, esconde un odio hacia algo o alguien de la manera más “cariñosa” posible. En PRINCIPIO VERDAD HIPÓCRITA- SINCERO (* ambos se eliminan ya) el sincero te dice la verdad, pero te deja demolido. “Eres un obeso y te huele mal el aliento” y quizás sea cierto, pero el tono y la intención te han dejado para todo el día “jodido”. Después querrá de alguna manera echar tierra sobre lo sucedido deseándote la mayor felicidad del mundo o invitándote a un café (pero sin arrepentirse de corazón de lo dicho). También vemos la hipocresía en los sepulcros blanqueados llenos de inmundicias y huesos; los fariseos que ocupan los primeros puestos en las sinagogas, estrictos y rigurosos cumplidores de la Ley (escrita o por costumbre) y los Mandamientos, visten túnicas blancas para aparentar santidad y perfección al mismo tiempo que son los primeros en acudir en privado (¡) a las casas de las viudas y prostitutas.
LASCIVO-PURITANO: El lascivo se deja llevar en exceso por el frenesí de las carnes y todo morbo sexual (pornografía deportiva y de la otra etc.) tomando el cuerpo (suyo o ajeno) por objeto-fetichista para satisfacer sus instintos; mientras que el puritano se pone un corsé “victoriano” tan ajustado para reprimirse sexualmente que termina mentalmente castrado (cuándo no usa cilicio) e incapaz de hacer-el-amor. (La magia sexual combate efizcamente estas lacras mentales). En el fondo el puritano oculta a los demás (basándose en los buenos modales y costumbres de la época) su propia lascivia interior a la que da rienda suelta en el ámbito privado o cuándo no tenga qué aparentar (¡) Véase odioso-hipócrita e hipócrita-lascivo así como inferior-superior.
POSESIVO-DESPRENDIDO: 1º) El posesivo toma por trofeo de caza lo que más ama o desea. Y como lo considera lo suyo lo trato como a un objeto de colección más. Le viene bien al pelo la frase:” la maté porque era mía”. Suele apoyarse un yo-odioso encubierto y fallas importantes del principio inteligencia y del principio vida. 2º) El desprendido da lo que no debe a quien no debe. Se olvida de su familia y los seres queridos derrochando su agua-de-vida en aventuras que terminan por desgastar su alma. Generalmente llega a este camino sin retorno porque antes ha desarrollado un yo-indiferente hacia su ser-amado e incluso hacia su divina presencia. Véase yo-fracasado y yo-pesimista como compañeros inseparables de viaje. AVARO-DESPRENDIDO (PRINCIPIO SUMINISTRO) qué decir tiene que se trata del que acapara bienes y riquezas materiales de todo y las guarda “bajo-teja” a fin de que nadie se lo robe…incluso se mueren pensando que ese dinero les sirve para la otra vida. En su delirio prefieren llevar una vida llena de estrecheces económicas de todo tipo antes que gastar ese dinero que es sacrificio y cárcel mental para ellos. Sirva de ejemplo el caso de la vieja anciana que muere en la más absoluta indigencia y se encuentra debajo de su cama una fortuna amasada a lo largo de años de avaricia mental. O el caso del famoso viejo Scrooge que el día de Navidad echa a un empleado a la calle para ahorrarse (cuándo tenía de sobra para vivir pues era uno de los hombres más ricos de la provincia) unas cuantas pesetas en ese sueldo y a los pocos días fallece en la más absoluta soledad. La avaricia presenta muchas caras muy sutiles, pero siempre es sinónimo de rigideces y estrecheces mentales y a la postre amargura hacia el mundo y soledad. El otro caso es que el no sabe lo que le cuesta ganar el dinero, derrocha lo que no le ha costado ningún esfuerzo ganarlo (sobre todo herencias y quinielas) y no piensa que otros a su alrededor (familiares sobre todo…) quizás lo necesiten para llegar a finales de mes. Sirva de ejemplo la frase …”anda gastando en vicios lo que ganó en quinielas”. Este desprendimiento económico del que vive al día y no ahorra es tan dañino como el que vive su vida amasando dinero con avaricia. Generalmente suele ir acompañado de un yo-esclavo (algún tipo de adicción) que debe mantener.
CULPABLE-INESCRUPULOSO: 1º) Se siente acusado, vigilado y marcado por un “tabú” o convencionalismo social de cualquier tipo. Los remordimientos por el qué dirán y el mantener las apariencias suelen ser habituales en nuestra sociedad. También son comunes los traumas sexuales de la infancia. Le acompaña un yo-fracasado y otro yo-miedoso por las posibles consecuencias ético-morales del acto cometido. 2º) La contrapolación es muy curiosa. Como se siente acusado de algún modo en su fuero más interno, marcado de alguna manera, quiere liberarse de ese yugo que le oprime, que le hace sufrir y le causa remordimientos de la única manera que sabe…y es actuando de manera más baja, ruin, altiva, orgullosa e incluso bondadosa según sea el ego-culpable que le preocupe. Actuará como un imán hacia el lado opuesto al tabú que le oprima y de la manera más inescrupulosa posible. Por ejemplo, los que presentan “tabúes” sexuales pretenderán liberarse de ellos provocando en la medida de lo posible a la misma sociedad que se los ha impuesto. (Véase lascivo-puritano) Suelen aparecer con fuerza entre los jóvenes y si persiste cristaliza en los mayores. O por ejemplo, si te regañaron de pequeño con poco amor por decir un taco, en cuanto puedas dirás 20 más y de la manera más agresiva y provocadora posible como reacción a la humillación y al complejo de culpa que llevas dentro. Esta actitud inescrupulosa no solamente no te libera del complejo de culpa, sino que además te crea un yo-inescrupuloso que buscará alimentarse más adelante de otras maneras. Suele ir acompañado de un yo-hipócrita porque el individuo se da cuenta que hace algo incorrecto, pero no acierta a encontrar el motivo así que trata de ocultar a los demás sus verdaderas intenciones mientras que buscará el mejor momento para poder liberarse del tabú. Una vez que se van eliminando los complejos de culpa como se hacen con los demás yoes, las actitudes inescrupulosas irán también desapareciendo.
ABANDONADO-AUTOSUFICIENTE: El abandono ha podido ser de muchas formas y modos, pero generalmente ha habido un descuido o negligencia por parte del que supuestamente estaba encargado de dar cariño y amor. Este falso-ego es difícil de erradicar, pero no imposible porque el ser abandonado además puede haber sufrido un daño irreversible en aspectos de la inteligencia-neuronal que le imposibilite para amar de manera plena. Muchas demencias y manías se deben a una falta de cariño y/o atenciones durante la infancia. Aún así, con esfuerzo y dedicación constante puede remediar en gran parte el “descuido” que otros tuvieron hacia él. Como siempre, el abandonado tarde o temprano abandonará a lo que más quiere porque eso mismo le hicieron a él y como un espejo, se repite lo que se vivió o sintió anteriormente. Al verse solos desarrollaron un instinto excesivo de autosuficiencia, de no depender de nadie y mucho menos pedir ayuda a nadie incluso cuándo esa ayuda les puede venir de perlas para mejorarse. A la larga se vuelven recelosos y bastante marginales. Casi todos los yoes negativos del tipo pesimista, fracasado y vanidoso se ceban en los autosuficientes. A medida que se haga depuración psicológica adecuada los síntomas del yo-abandonado irán desapareciendo y al mismo tiempo la persona abre su corazón a los que le rodean. Lo importante es que sepan amoldar la experiencia vivida a su destino y extraigan lo bueno para que les ayude a mejorarse como personas. Además, esa experiencia tan triste puede haberles dotado de una “sensibilidad” especial muy útil para evolucionar y ayudar a otros que puedan haber pasado por trances similares. Eso les permite desarrollar una capacidad mayor de empatía.
INFERIOR-SUPERIOR: Muy común en nuestra sociedad de consumo porque cada cuál en la medida de sus “poderes” le gusta demostrar que es el gallito que lleva la voz cantante en ese o tal asunto. Y si te ves inferior a alguien o algo simplemente tratas de permanecer al margen en la medida que te sea posible cuándo no huyes sin más. Y eso, agazapado, esperas tu oportunidad de demostrar tu superioridad en otras áreas de tu vida. Como diría aquél tapas las flaquezas como puedas y pavoneas o aireas tus virtudes y portentos en cuánto te sea posible. Eso está bien en una sociedad demiúrgica que potencia mediante arquetipos diarios y dañinos esas actitudes. Pero el mago debe saber combatir ambas polaridades con sano-orgullo el primer complejo y una buena dosis de humildad el segundo. ¿Inferior a quién y por qué? ¿Superior a quién y por qué? Son preguntas que constantemente debe formularse y auto-observarse en la medida que sea posible viéndose inferior o superior a alguien. Habrá miles de ocasiones en que estos falsos-egos se presenten porque llevamos bien marcados el chip de buscar defectos al prójimo (yo-superior) y al mismo tiempo buscar dónde nos gana (yo-inferior). Esto está bien para una máquina de combate que debe agudizar al máximo sus instintos para sobrevivir en una selva-demiúrgica, pero para el ser que quiera evolucionar no sólo debe amarse a sí-mismo sus defectos, sino también los de los demás porque verá en los otros su divina presencia reflejada de algún u otro modo. Al mismo tiempo tampoco debe caer en el absurdo de querer ser como otro porque al idealizarlo pierde objetividad y mejor que uno desde luego no hay. Cada cuál es una creación única e irrepetible. Mucha gente sueña con ser iguales en todo a sus maestros (algo así como otra fotocopia o un clon) y se olvidan de sí-mismos, que son creaciones igual de buenas o mejores que esas a las que idealizan. No les pase que por querer emularse tanto a su maestro idealizado y recorrer su senda, lleguen a su puerta y el maestro les haga retroceder sobre sus pasos para que recorran su propio camino. Y tampoco nos olvidemos de la frase de Jesús: “Estas obras que yo hago, vosotros las haréis y más grandes todavía”. La fe en el Absoluto (del cuál somos chispas emanadas de su seno) y la confianza-en-uno mismo, en su dios interior (runa BAR) es la mejor herramienta para la evolución personal. “Tu fe te ha salvado” -diría el gran maestro esenio. Y por supuesto, no nos creamos superior a nadie porque no lo somos. Los últimos serán los primeros y los primeros los últimos. Y aquél a quien te creas superior por algo puede ser que algún día te devuelva la moneda y te haga morder el polvo en otro asunto o cuestión. El que se cree superior buscará además demostrarlo de algún modo y guiado de la estúpida vanidad intentará humillar al inferior. Por lo cuál está generando mal karma externo de relación y sino en esta vida, en otras, ese a quién humilló le devolverá la moneda pero al reverso… y así en un ciclo indefinido del que tanto inferior como superior les costará salir. Lo mejor para combatir este dilema infernal es repetirse siempre que se observe caer en este defecto lo siguiente: “No soy inferior ni superior a nadie ni nada. Nada ni nadie es inferior ni superior a mí. Uso mis virtudes para ayudar a los demás en lo posible. Uso las virtudes de los demás para mejorar mis defectos”.
MIEDOSO-CONQUISTADOR: 1º) Para Amar hay que tener valor y entrega para dar con generosidad. Al miedoso le falta bastante de lo uno y lo otro. Quizás ganas no le falten, pero su psicología está deteriorada y ya no sabe cómo. Aparte de estupendos libros y novias maravillosas que puedan ayudarle (si se trata de uno) no hay nada mejor que la depuración psicológica para empezar por el buen camino. 2º) En cuanto al otro D. Juan (o Dña. Inés que también las hay) es lo de siempre. Oculta sus flaquezas y miedos detrás de la máscara de la palabra fácil, el verso rimado, la vanidad del pavo musculoso o la actitud pesimista del Woody Alen para generar sentimientos de pena y compasión en la persona a conquistar. Para el miedoso, cada conquista es un logro. Y así el D. Juan no tiene bastante con una, porque una para él significa fracaso. Y muchas haber dominado por fin sus miedos y temores. Se combate como el resto de yoes con paciencia, tesón y mucho, Amor Mágico intentando mantener fidelidad a tu pareja habitual.

MIEDOSO DEL ASPECTO VIDA se muestra inseguro ante los avatares y obstáculos nuevos que se pueda encontrar en su caminar (sobre todo gente joven, un cambio de trabajo, residencia, divorcio…etc)
El MIEDOSO-AUDAZ DEL PRINCIPIO INTELIGENCIA se da sobre todo entre negociantes y en los trabajos donde se está a comisión según lo vendido. El miedo a perder este puesto de trabajo o no estar a la altura les hace desarrollar un instinto de audacia por el que se enfrentan sin problemas a las situaciones más embarazosas, salen airoso de las entrevistas más difíciles y te venden lo invendible. Al terminar el acicate (laboral sobre todo) vuelven a ser aún más miedosos que antes si cabe para el resto del día. Este yo-audacia no es de los peores, pero suele ir acompañado de yo-esclavo (del principio vida) en forma de adicciones (tabaco, alcohol etc) para ponerlo eufórico y siempre está ahí escondido el yo-fracasado para asolarlos con vehemencia en cuánto atraviesen una mala racha. También vemos esta contrapolación entre los artistas que en sus películas se desenvuelven como verdaderos titanes, de palabra fácil y actos directos y contundentes la mayoría… y luego al ser entrevistados en la vida real suelen ser más nerviosos y llenos de miedos que la mayoría de los mortales…
MIEDOSO(*) DEL PRINCIPIO VERDAD debe ser atacado y desterrado sin contemplación. Son aquellas masas aborregadas que huyen aterrorizadas ante cualquier novedad que no sea la que su Demiurgo disfrazado de la moda del momento o de Cristo Redentor les ha enseñado y marcado con el 666, número con que este semidiós macabro se asegura que sus víctimas de holocausto participen en su juego diabólico sin poder defenderse, cuál marionetas que Él maneja y mueve a manera de guiñapos. Y por supuesto es igual de dañino para el alma el miedo a la Verdad como el miedo a la perfección. Aunque en esto tiene gran culpa la herencia judeo-cristiana que propugna la humildad hasta extremos que llegan a la humillación; y una sociedad que insistentemente nos muestra en telediarios nuestras bajezas y demás horrores provocados en otras cosas por la ignorancia y nuestros egoísmos. Sea como fuere la mayoría se queda en un yo-pretextador del tipo:” Y bueno, nadie es perfecto” o del tipo “Sólo Dios es perfecto”, “no somos más que polvo del camino”. ¿Y acaso no llevas en tu interior la impronta del Creador, no eres una chispa divina emanada de su seno amoroso (runa UR)? ¿No se os ha dicho “dioses” sois -runa GIBUR? Para el que quiera evolucionar y dejar de ser una pieza en el bando de los esclavos demiúrgicos debe abandonar estos miedos y arquetipos y empezar a auto vislumbrarse lleno de poder y gloria (runa ODIL). “Las cosas que yo hago vosotros las haréis aún mayores” -dijo el Gran Maestro Esenio. Y la fe en uno-mismo empieza por la correcta depuración psicológica acompañada de los otros aspectos doctrina.
EL MIEDOSO DEL ASPECTO ABUNDANCIA Y SUMINISTRO es uno de los más divertidos y aunque parezca mentira se puede dar en determinadas psicologías. Hay gente -sobre todo en las culturas judeo-católicas- que tiene un miedo en el subconsciente heredado de sus antepasados que ven en los bienes y riquezas materiales al mismo demonio o a la misma ramera babilónica. Cabe destacar en la España del lmperio la figura del cristiano viejo, de sangre “pura” y misa diaria; con cierta hidalguía, que en absoluto se manchaba sus “puras” manos con los oficios artesanos y renunciaba de buena gana a las riquezas del mundo (¿)). En casi todas las religiones del mundo se ha implantado el arquetipo demiúrgico que un ser espiritual es aquél que renuncia a las riquezas del mundo (una especie de Quijote alocado), vive en una montaña en plan anacoreta sin apenas agua ni luz y por supuesto no se mancilla sus manos con el vil metal. No se trata de renunciar a los bienes materiales, sino de no poner tu alma en ellos. La avaricia y la codicia del especulador es lo que realmente condenó Jesús, pero no las riquezas de aquel que se las ganó con el sudor de la frente y de manera honrada. Además, un Maestro como lo era Jesús capaz de convertir el agua en vino y sacar peces y panes (milagros posibles para alguien a punto de Ascender) bien podría haber curado el hambre y la sed de todo su pueblo y hasta del Imperio Romano. El que tenga ojos que vea.
MIEDOSO DEL PRINCIPIO PERDÓN está íntimamente relacionado con el miedo a que nos puedan volver a hacer ese daño de nuevo por lo que nos cuesta perdonar a la persona que nos lo hizo. O también nos puede costar pedir perdón porque supone reconocer una falta que hemos cometido y tenemos miedo a las represalias (se da mucho en caso de un dios-tirano o un padre-déspota) o nos cuesta arrepentirnos (vanidoso-humilde). Para ambos casos citaré a modo de reflexión unas bellas palabras de un Oráculo Angélico: ”El Ángel del Perdón (nuestra Divina Presencia) nos alienta e incita a considerar las heridas y resentimientos pasados bajo una nueva luz. Ganamos en respeto y sabiduría hacia nosotros mismos cuando somos capaces de dejar pasar el pasado y perdonar a quienes nos han herido. De otro modo permanecemos pillados en la creencia de ser víctimas, sin posibilidad alguna de alterar nuestras vidas. Sólo nuestra disposición a liberarnos del fardo de las espinas del pasado nos iniciará en el proceso de curación interior. Esta liberación nos dará la oportunidad de despejar otros aspectos de nuestra vida en los que pudieran haber resentimientos y penas ocultos que bloquean nuestro gozo.” Así sea.
MIEDOSO-TEMERARIO DEL PRINCIPIO PODER Y VOLUNTAD es la persona que en vez de superar su miedo psicológico manteniendo su “miedo natural e instintivo” elimina todo forma de consciencia del miedo -incluso aquella que no se debe eliminar que es el instinto de conservación- corre el riesgo de matarse o hacerse daño justamente porque el miedo instintivo es una forma refinada de intuición que en vez de bloquearnos como el miedo psicológico, nos alerta del peligro y nos agudiza los sentidos. Quien elimina su miedo psicológico sin contrapolarse en temerario sentirá miedo normalmente cuando haya peligro, pero actuará con claridad mental.
El MIEDOSO DEL PRINCIPIO ETERNIDAD es de los más comunes en nuestra sociedad porque la mayor parte de la gente no cree en nada y mucho menos en un más allá después de la muerte. A medida que el individuo va comprendiendo que la muerte no existe salvo en un mundo demiúrgicamente adulterado se va encaminando para vencer el miedo a la muerte (Runa THIR). Decir como posible ayuda que la muerte sólo es un paso hacia otras esferas de conciencia y esto lo saben muy bien todos aquellos que saben algo de esoterismo y practican viajes astrales, además de los manuales teosóficos y teológicos. Y por supuesto aquellos que van formando su cuerpo Crístico en vida presienten un nuevo renacer en un reino más elevado. Sin olvidarnos de los excelsos seres de la 8 vibracional que son superiores en beatitud a todo lo conocido. Sea como fuere, bien por unas teorías místicas o por otras, todas coinciden en ver la muerte sólo como el cambio de una túnica por otra para disfrutar de mayor armonía y felicidad. Y dentro de estas teorías, los conocedores del “demiurgo-y-el-Logos” creemos que se debe trabajar mientras sea de día (o sea en esta vida física) para renacer o reencarnar en mundo/s mejore/s; y si no fuera posible, hacerlo en el paraíso interior ó de nuevo en éste pero en mejores condiciones y con un cuerpo genéticamente más sano además de con la posibilidad de elegir progenitores más adecuados.
VANIDOSO: El pavo cuándo llega el momento del cortejo abre sus plumas mostrando toda un abanico de colores que deslumbra por momentos a la hembra. (Y lo mismo para la hembra je, je, je…). Y así el hombre repite algunas conductas de los animales que parece que le pueden dar resultado. Hay muchos tipos de pavos “amatorios” y no sólo en el zoo.
El VANIDOSO DEL PRINCIPIO VIDA es uno de los más frecuentes y se da a lo largo de la misma. Se combate por observación y no importa si reaparece una y otra vez. Automáticamente se le eliminará en cuánto surja. Ejemplos del mismo: llegas de novato a un trabajo y quieres hacerlo como el más veterano. O al revés, llevas toda la vida en la empresa y no admites que uno nuevo (o no tan nuevo) te de siquiera un consejo porque te crees con el método infalible y en posesión de la única verdad. Cada cuál encontrará ejemplos abundantes en sus quehaceres diarios. Y no caer en la tentación de ver la paja en los demás y no ver la viga en el ojo propio.
En el VANIDOSO-HUMILDE DEL PRINCIPIO INTELIGENCIA, vemos que la persona se jacta de manera obvia y con un fin claro de dominio y superioridad (que no suele estar tan claro en el pedante) de cualquier conocimiento, habilidad o cualidad de su inteligencia y al poco tiempo se contrapola en un falso yo-humilde del tipo “bueno, realmente no sé nada” o “sólo sé que no se nada” o “el que sabe, calla”. También puede recurrir a la forma de pasarse por el que menos sabe, o el que menos puede, o el más pecador al mismo tiempo que en su fuero interno alberga delirios y sueños de grandeza. Esta contradicción se ve muy bien en los católicos que por un lado ensalzan al hombre para que sean iguales al maestro en perfección al mismo tiempo que cuando por fin levanta la cabeza le dan un palo por pecador y para que siga en su condición de esclavo impidiendo que se salve sino es humillándose y suplicando al “jesús o mahoma de turno”. O por ejemplo la falsa humildad del que ante el jefe baja la cabeza y con gusto le cede su puesto y su silla en el trabajo para después criticarlo de la manera más salvaje posible en el ámbito privado o soñar día y noche con ocupar esa misma silla que tan “humildemente” le cedió. O un caso muy común el de los equipos “humildes” de fútbol que hacen gala de su condición de pequeño al mismo tiempo que sueñan con vencer al grande en lo más profundo y salen al campo con los dientes bien largos. Casi siempre el falso-humilde oculta un complejo de inferioridad y busca la compasión de los que le rodean y hacer méritos de alguna manera ante los demás. Pero se muestra vanidoso, déspota y autoritario con sus iguales ó con sus subordinados. Ejemplos hay cientos y cada cuál encontrará los suyos a su gusto… Véase en este mismo principio pedante-modesto; inferior-superior.
EL VANIDOSO-MODESTO DEL PRINCIPIO ABUNDANCIA Y SUMINISTRO es otro muy curioso. Le gusta ostentar que lleva un traje de tal o cuál marca, que su casa mide tantos metros cuadrados o que su coche es de tal o cuál cilindrada... Y por momentos elige salir a la calle con la ropa más incómoda que encuentra, habla de las virtudes de vivir al aire libre y no encerrados en ciudades, de lo bueno que es pasear en vez de ir en coche y por supuesto, de que lo más importante está en el interior de cada hombre! Esto me recuerda el dicho que el “hábito no hace al monje”. La riqueza verdadera es la de aquel que toma lo necesario sin depender de otros, lo usa para su disfrute y si puede ayuda con lo que le sobre a los demás. No va de ricachón por lo que no tiene que aparentar nada a nadie y tampoco va de pobre por lo que puede tomar lo que quiera según la correcta guía de la llama de la abundancia le va indicando en cada circunstancia de su vida. Lo aquí expuesto es casi imposible para el moderno esclavo-de-empresa, pero cada cuál debe ajustarse en lo posible.
FRACASADO: La carga del pasado se almacena en nuestro cuerpo mental. Tarde o temprano aflora para amargarnos el día o una situación divertida. Suele ir acompañada de un yo-pesimista que proyecta esas desilusiones hacia el futuro y quizás por una ley de Mentalismo estamos creando nuestra sepultura futura. Eso sin contar la gente que vive encerrada en el pasado, en algo que no les salió bien, en un fracaso sentimental (que suelen ser los más difíciles de olvidar). No hay fracaso sentimental porque nadie debe jamás darlo todo a otra persona. Se corre el riesgo que si esa relación sale mal (que suele suceder porque el demiurgo juega con esa baza) se vaya con lo puesto y lo que le dimos además. Y nos dejen a dos velas y con la cara de bobo por lo menos. Además, nadie que quiera ser mago puede llegar a ese extremo de darlo todo porque olvida que sólo se puede confiar plenamente en su yo-superior, su guía-divino o Divina-Presencia que sabe en todo momento lo que es bueno y adecuado para ti en esa circunstancia de vida. Es ese amigo bueno del que tanto hablan las religiones que nunca falla y siempre está ahí a tu lado y de la mano. Lástima que la gente que vive aturdida por experiencias cada vez más nuevas y mejores no sepa guardar un minuto de silencio para escucharlo. Y así…cuándo la relación se rompe vienen los crujidos de dientes, las lágrimas, los malos “rollos” al mismo tiempo que muchos ya está pensando en la nueva pareja que les haga olvidar y con la que quizás consigan esa ansiada felicidad. Olvidan que de dónde no hay no se puede sacar… del pozo vacío poco agua se puede sacar. No es de extrañar que muchos vayan ya por su quinto matrimonio cuando el cura no debería haberles casado ni la primera vez. Pero de los curas mejor paso. Quien no quiera aprender por vía conocimiento lo hará por vía sufrimiento y os aseguro que un fracaso sentimental es algo que tarda en cicatrizar. Menciono también el fracaso en la cama como se suele llamar… pero esto se produce sobre todo en personas de vida licenciosa y en parejas demiúrgicas que valoran las capacidades en términos de % y orgasmos múltiples. La magia sexual con una pareja estable acompañada de una correcta depuración sicológica evita en gran medida esos trastornos e impotencias.

EL FRACASADO DEL ASPECTO VIDA, quizás olvide que la vida-misma es un regalo de dios y que el día a día es el mayor logro que existe. Aunque muchos ponen sus metas en el coche de la televisión, el chalet de la sierra y el pisito de la playa y de ahí no les saques porque se sentirán fracasados. De nuevo el egoísmo material y el inconformismo suelen traer disgustos y amarguras. Suele ir acompañado de otros yoes como el débil, suicida, mortal, esclavo, vicioso e hipocondríaco. Y es el que yo-fracasado se lleva bien con todo el mundo. Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuándo truena y cuándo estamos pasando una mala racha cualquier consejo -que no suele pasar del topicazo- y apoyo moral nos sabe a gloria -hasta si viene del enemigo. El fracasado es el primero en agarrarse a un clavo ardiendo y…los hay que hasta matan porque su equipo de fútbol haya perdido!!!

En cuanto al FRACASADO DEL PRINCIPIO INTELIGENCIA decir que no hay mal jugador de Trivial, sino pregunta difícil. No todos podemos ser un Einstein o un Cervantes, pero sí podemos y debemos trabajar en nuestra psicología y llenar las fallas que producen la ignorancia con buenos libros que nos edifiquen. Véase ignorante-necio. Quizás no tengamos la culpa por haber nacido en la pobreza y no haber tenido acceso a la cultura, pero sí somos responsable de consumir parte de nuestras vidas pegados como moscas a la televisión sin dedicar tiempo a la lectura de libros útiles, que sirvan para algo y no sólo para pasar el rato… porque sino, mejor es quedarse viendo la TV. En cuanto a fracasos de este aspecto Inteligencia producidas por una falta de inmadurez o la tonta ingenuidad (debemos ser corderos sin olvidarnos que estamos entre lobos), sino vamos de vanidosos por la vida y sabemos aceptar esos envites con humildad (no la estúpida humildad del que sólo vive de los fracasos y espera el fracaso del prójimo para que “aprenda”) nos servirán para encontrar la experiencia constructiva que nos ayude a enriquecernos y mejorar como personas (mejor guía que uno mismo no hay porque esas revisiones de vida comunitarias en que otro vaya apuntillando tus defectos al tiempo que te dice…”ves, por no ser humilde”, simplemente jode bastante)

En cuanto al FRACASADO DEL PRINCIPIO PODER Y VOLUNTAD, la pregunta que surge es ¿Con qué fin usaste ese poder? ¿Estabas preparado para usarlo? Por lo demás, a medida que el individuo se encamina hacia la evolución con las 3 claves de la doctrina va adquiriendo de modo natural y gradual esos poderes… que repito, no es el fin que busca un mago; el fin último es mejorarse el mismo como persona y ayudar a otros a liberarse de las limitaciones provocadas por la demiurgia y SÓLO usar su poder de mago Creador en casos extremos que tenga que defender su vida o la del prójimo (según las situaciones de combate y sin caer en el yo-protector del Robocop). El justiciero, violento, ó intimidador suelen ser buenos amigos del yo-fracaso del aspecto Poder. Lo dicho anteriormente sirva para otras impotencias mentales y fallas del aspecto poder; con calma y algo de tranquilidad se puede ir observando su raíz, para poco a poco ir eliminándolas de la mente emocional y lograr un individuo todopoderoso je, je, je El FRACASADO-EXITISTA DEL PRINCIPIO ABUNDANCIA Y SUMINISTRO debe ser tratado con mucho cuidado (como la mayoría de falsos-egos) para no caer en las posibles contradicciones iniciales. Reflexionando un poco vemos que lo imperante en la sociedad es la clase social en la que estés situado, el trabajo que tengas y el coche que lleves. El que más el que menos se da cuenta de esto. Y para quién quiera seguir en esa rueda del mundo la depuración sicológica ni le va ni le viene, pues no entenderá lo que aquí se le explica. Ante todo va dirigido a personas que quieran evolucionar, mejorar como seres humanos y con algunos conocimientos de esoterismo (aunque esto no es estrictamente necesario). Para el resto, que sigan con lo que tengan y traten de ser lo más felices posibles. Y ahora entremos al yo-psicológico en cuestión. Una persona que haya vivido más o menos con cierta comodidad y rodeada (familiar y socialmente) por personas de su mismo nivel económico podrá tener un falso-ego de este tipo, pero bastará reflexionarlo unos momentos para comprenderlo; porque el fracasado-exitista se da sobre todo en personas de clases bajas o muy deprimidas (sentimiento de fracaso económico) y personas exitistas (clases altas de mucho prestigio social). Las unas porque queriendo escapar del infierno de la pobreza o la humillación de verse inferiores sueñen (yo-exitista) con el bien económico de los otros. Los otros porque la riqueza suele ir acompañada de vicios y avaricia, tarde o temprano suelen “decaer” en el status-social (algunos hasta verse en condiciones de pobreza extrema) y desarrollan un yo-fracasado aún más fuerte que el que puedan tener los pobres, ya que, estos gozaron de la “buena-vida” y “las puertas” que siempre suele abrir con facilidad el dinero. Y con las estrecheces y sueños de unos y las “abundancias” y vicios de los otros juega ese diosecillo macabro que es el Demiurgo. Algunas veces, en una misma vida se pueden dar estos casos extremos de estar en la pobreza más acérrima a convertirse en un pequeño ricachón del lugar; o viceversa. Y no sólo en países subdesarrollados o del tercer mundo; también en nuestro mundo desarrollado se dan estos casos. Y como experiencia de una vida puede ser muy útil y hasta divertido... Pero el que quiera dejar de ser un esclavo de ese dios macabro que juega con las almas de sus esclavos no le queda más remedio que desde este preciso momento rebelarse y luchar por salir de sus malignas garras. Y la mejor manera es la depuración sicológica porque entre otras cosas (nuestras bajas pasiones) nos hacen generar “mal-karma” el cuál nos obliga a renacer de nuevo para pagarlo de algún modo u otro. Eso sí... debemos respetar, que el que quiera seguir viviendo en la indolencia del esclavo-esclavista lo haga, porque no todas las almas son igual de viejas para tener en su interior la sabiduría o al menos la capacidad de darse cuenta del “meollo” en el que andan metidas. Y sobre todo, a pesar de la buena voluntad de los Maestros Ascendidos y los Adeptos que trabajan por el bien de la humanidad, el lector no se duerma; porque cada hombre es sepulturero de su fosa futura o salvador de sus propios pecados. Nadie podrá hacer el trabajo por usted y lo que deje para mañana para mañana quedará sin hacer (“lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo” -así debemos entender las palabras de Jesús a Pedro). La salvación es personal y aquellos que quieran seguir en el pozo de las miserias humanas pueden hacerlo, pues siguen teniendo libre albedrío. Y no confunda sino con destino: el sino son experiencias de vida (buenas o malas) que deberemos pasar de un modo u otro (muchas de ellas escogidas por nosotros para pagar karma negativo de otras vidas anteriores); el destino lo vamos haciendo nosotros día a día con nuestros pensamientos, palabras y actos... Y según sean formarán parte o no del mal karma futuro (y por tanto de su sino del mañana)

Respecto al FRACASADO DEL PRINCIPIO ETERNIDAD, vislumbrarse convertido solamente en polvo después de llevar una vida + - “perra” en este mundo no es muy halagüeño. Y aunque hubiéramos llevado una vida con toda clase de lujos y demás oropeles, eso no cambiaría el sentimiento de fracaso interior al no poder encauzar nuestro ser hacia la espiritualidad que es lo propio del Hombre (runa MAN) Nuestro Ser Interno o yo-superior constantemente nos ilumina para que busquemos respuestas trascendentes bien con las religiones-oficiales o experiencias de otra índole. También puede darse este yo en personas que hayan estado buscando respuestas durante muchos años y no hayan conseguido logros fiables o alguna respuesta clara... aunque hoy en día con los buenos grupos cristianos que hay dónde sopla con fuerza el espíritu-santo y otras tantas comunidades esotéricas y demás historias... Es difícil que quién busque de corazón no haya tenido alguna experiencia religioso-esotérico de algún tipo que le abra su corazón o le encamine hacia realidades trascendentales.
PESIMISTA. (TAMBIÉN VALE PARA PRINCIPIO INTELIGENCIA, ABUNDANCIA Y SUMINISTRO, TRASMUTACIÓN Y PERDÓN). Proyecta al futuro las cosas negativas del pasado (fracasos en aspecto Amor o Inteligencia) por lo que en cierto modo está cavando su propia fosa. En el principio suministro, suele recelar de su “buena estrella” y quejarse de esa mala suerte que le hace mendigar y estar a los pies de los caballos olvidando las causas que le llevaron a esa situación (véase miserable en este mismo principio) por lo que es normal -según su psicología malsana- que proyecte hacia el futuro esa misma mala suerte; lo único que está haciendo es prolongar su actual sufrimiento y mezquindad, seguir dependiendo de la caridad ajena (padres, familia, amigos o transeúntes) y con el tiempo embrutecerse de tal manera que terminen cometiendo alguna locura, sino opta por suicidarse y en su ignorancia creer acabar con esa pesadilla en la que vive. En cuanto al principio trasmutación y perdón [...]Sino ha llegado a extremos de locura y dependencias ajenas que no pueda dedicar algunos momentos del día a reflexionar, limpiando su mente de negatividad y quedándose con la buena experiencia del pasado (o sacando lo bueno de lo malo) este yo desaparece al cabo de menos tiempo del que supone el pesimista je, je, je
REDENTOR-DESPRECIATIVO. 1º) El Cristo Bendito que viene de las nubes celeste ó el Redentor Extragaláctico que baja en su ovni para liberarnos del pecado y cargar con nuestras maldades si nos humillamos y le suplicamos en un acto de contrición (¡) son claros ejemplos de este yo-redentorista. Nadie hará el trabajo que cada cuál deba hacer por sí-mismo. Y un dios Perfecto no enviará a ningún hijo suyo a morir empalado en una cruz para expiación de nadie. En todo caso muestra el camino (como Maestro Bueno), pero jamás como vía de sufrimiento-sanguinolento ni de salvación pecatorial. Cada cuál, debe hacer su depuración sicológica e instalar esferas de conciencia a la luz de Su Ser-Superior o Ser-Interno que es el mejor amigo que podemos tener (que a su vez está en contacto con los Grandes Maestros -Jesús, Buda... - y los Adeptos que han superado la rueda) Éste siempre sabe qué es lo mejor para cada cuál y nos guía siempre hacia la elección más correcta. También podemos contar con la ayuda de nuestro Maestro o Guía Espiritual que nos dará la información que necesitemos para este proceso así como otros habitantes benéficos de esos planos superiores; sin llegar al extremo de confundirnos a tal punto con estos Seres elevados que nos olvidemos de hacer nuestro propio-camino... (no sea que llamando a su puerta nos hagan volver sobre nuestros pasos por haber ido por camino ya trillado anteriormente); por supuesto no hagamos como Jaimito que llega tarde a la escuela por ayudar a cruzar a una anciana y a la pregunta de la profesora del porqué tardó tanto en realizar esa buena obra caritativa, responde: “Es que no quería cruzar señorita”. Se ayuda a quien lo pida y se deba(¡) ayudar -como dijo el esenio, “doy lo que tengo a quien quiero”- 2º) En cuanto al otro panoli, como es un ser tan jodidamente elevado y místico desprecia a los que no son de su condición... prejuicios de clase que también los hay aparentemente entre los falsos-redontores y los radiopikulins del circo místico-artístico de la telepedorreo.


II-PRINCIPIO VIDA.


ENFERMO. Las enfermedades sobre todo degenerativas (tumor, cáncer etc.) suelen ser cristalizaciones de falsos-egos cuyo origen puede estar en estas u otras reencarnaciones. Y es que el mal karma de nuestros actos nos espera por Ley de Causa-Efecto y si no es en esta vida, en la siguiente se hará patente a través de enfermedades de todo tipo. Pero tampoco caigamos en la hipocondría que es el exceso de celo sanitario y la aprensión por tener “algo”. Como siempre, el término medio es la mejor elección. Y si llega el invierno, hay que abrigarse para no coger la gripe. Eso está claro. Por otro lado, la estrecha vigilancia de nuestra psicología nos hará sino evitar muchas enfermedades que se están gestando en nuestro cuerpo en estos momentos sí al menos sufrirlas en la menor medida posible y en algunos casos se pueden revertir por completo las fallas producidas por la adulteración genética que el demiurgo hizo en nuestros cuerpos esotéricos. Véase yo-mortal, yo-débil, yo-suicida, yo-manía&yo-fobia. En casos extremos de cáncer o enfermedad grave, la fe (en uno-mismo o en Dios Absoluto [o sus intermediarios más elevados, Jesús, Buda...]) es muy útil. Ni caigamos en la creencia de que si cogemos alguna peste, debe ser un “Karma inevitable”. Eso no es así; no hay karmas inevitables. Hay situaciones contractuales y como generalmente no podemos saber de dónde nos viene un problema cuando es de otra encarnación, hemos de curarnos con lo que tengamos en ésta, psicológica y físicamente. Si nos hacen una regresión, bien, pero si no encontramos a ningún chamán o sofrólogo especializado, dejémonos de tonterías y a trabajar con lo que tengamos a mano. Quizá la lección que el karma nos pone por delante tiene por objeto convertirnos en algo mucho mejor de lo que nosotros mismos imaginamos. Y en realidad, ese es el objetivo del karma, así que menos hipocondría, miedos y esperanzas de descubrir orígenes. ¿Acaso cuando limpiamos la casa nos preguntamos de dónde o cuándo se formaron las pelusas y las telarañas?. ¿Le sirve al mecánico saber dónde, cuándo y cómo se nos estropeó el coche?. En contadísimas ocasiones, el saberlo puede ayudar, pero lo importante es arreglarlo con las herramientas actuales. El pasado no podrá cambiarse, pero los efectos actuales sí. De eso trata la catarsis, no de revolcarse en las lacras del pasado, por más que estas puedan ayudar hasta cierto punto. Las enfermedades psicosomáticas sólo son prenatales de origen en los casos de niños, algo menos en los adolescentes y raramente en los adultos. La mayoría se contraen por traumas, miedos, odios y vicios de ESTA encarnación.
DÉBIL. Entendamos esta debilidad como desganas y poca motivación tanto en el plano físico como en el mental. En el plano físico, se combate la pereza y el “apoltronamiento” con un buen ejercicio deportivo, saliendo a pasear o haciendo alguna actividad que exija movimiento del cuerpo de uno u otro tipo. La otra debilidad se combate con cualquier otro tipo de actividad espiritual o intelectual (meditación, lectura de un buen libro etc.) Si esta debilidad es producida tras una enfermedad lo mejor es aprovechar el tiempo haciendo depuración sicológica. Y si estamos tomando algún tipo de medicamentos (yo-esclavo) que nos provocan <> debemos poco a poco bajar la dosis en la medida de lo posible. La práctica de la Doctrina no hace milagros de un día para otro, pero ayuda a vivir de la manera más digna posible los días de vida que karmáticamente tengamos.
En cuanto al DÉBIL DEL PRINCIPIO PODER Y VOLUNTAD, el demiurgo (el que hurga cuando no le corresponde en la naturaleza creando seres débiles y enfermizos) ha cambiado nuestros cuerpos etérico y mental, de tal manera que los grandes seres tienen el alma adentro de su corazón protegida por el cuerpo de emociones y deseos (astral) y por el de tattwas (etérico) mientras el mental lo tienen al exterior; sólo es posible atacarles con potentes radiaciones mentales y aún así se dan cuenta que son atacados por lo que fácilmente pueden defenderse. Satanás sin embargo ha adulterado genética y biológicamente nuestros cuerpos espirituales, de tal manera que tenemos el alma cada vez más fuera de nuestro cuerpo etérico, y más fácilmente atacable. Envuelta este alma por el mental y después por el astral... De tal manera que en su astucia nos maneja a través de nuestros odios, miedos y deseos siendo incapaces de actuar con nuestro cuerpo mental para defendernos de la agresión. Así, mediante sicotrónica y potentes tecnologías que guarda a su antojo, nos dice cómo actuar en la mayoría de las ocasiones movilizando nuestras emociones hasta extremos que le son de su antojo... y disfrutando enormemente con la sangre derramada en la violencia de cualquier tipo. Es el máximo vampiro... Y como tal, un sádico en toda regla; ese es el dios jehovítico. Sólo hay una manera de combatirle: controlando (IS) nuestras emociones para que poco a poco el cuerpo de tatúas se vaya instalando de manera natural y protegiendo nuestra alma de sus radiaciones infernales (para eso es además necesario magia rúnica y magia sexual a ser posible).
MORTAL. Enredo en las ataduras. El reloj biológico ha sido adulterado por el trabajo demiúrgico durante miles de años de tal manera que cada vez se vive menos y en unas condiciones que muchas veces son las menos idóneas. Las experiencias van de unos extremos a otros y karmáticamente el alma no consigue asumirlas -debido al poco tiempo que tenemos y a lo intensas que suelen ser- por lo que toca reencarnar de nuevo. De este modo, resbala siempre en el mismo charco. Evitando las causas del mal-karma se evita -entre otras- volver a este valle de sufrimiento...
MASOQUISTA. Inmerso en las emociones con desprecio a la vida. Viene al pelo con el yo-mortal anterior. Como reencarnamos tantas veces porque Satanás se encarga de tenernos bien atados a su mundo-de-sufrimiento (Arcano XV del Taroth) hay gente que no sólo se acostumbra a este horror (para otr@s escuela de aprendizaje... Me río yo porque si te meten en una cárcel turca verás lo que es aprender), sino que además desarrollan una capacidad increíble de disfrutar en sus carnes con las más terribles torturas, amarguras o goces excéntricos. Como diría aquél, el ser-humano se acostumbra a todo... Sin olvidarnos de los que se masturban mentalmente pensando en las cosas malas del pasado o viendo películas porno-violentas o con las ansias de que su equipo marque gol!
SUICIDA. ¡Me voy a matar! -piensa el suicida. Huida de la realidad -que es vida- porque no la conoce motivada casi siempre por un momento doloroso en extremo. Sólo el Creador Absoluto tiene derecho para quitarla cuando lo crea convenientemente y la mayoría de las religiones condenan el suicidio como atentado contra las leyes eternas. No sólo se evita el problema, sino que el suicida pasa de Guatemala a guatepeor. Pero realmente su Divina Presencia no sabe qué se está dejando llevar por un falso-ego. Y que no actúa sólo. Le acompaña el yo-fracasado, yo-miedoso, yo-mortal, yo-débil...
HIPOCONDRÍACO. Miedo a no recibir lo que te gustaría, desconociendo que si amas la vida, la vida te corresponde. Dícese del que tiene una tristeza habitual y un temor excesivo a caer enfermo. La vida en la civilización, los hospitales que venden medicamentos y nos crean una cultura del ácaro y tantas otras pestes hacen que nuestro organismo cada vez dependa más de otros para poder estar sano y vital. La contemplación de la esfera verde durante varios minutos al día debe remediar en parte esta melancolía del que le duele la tripita y no sabe porquéeeee!!!!!!!!!!!!!!!!!
ESCLAVO. Debemos entenderlo como adicto compulsivo de alguna sustancia bien sea tabaco, alcohol, drogas, pastillas, medicamentos... Suele ir acompañado de otras fallas generalizadas y su curación no es fácil teniendo que ir acompañada de una estrecha vigilancia del paciente hasta que pueda controlar mínimamente su vehículo. Aún así... Este yo es de los más persistentes -porque afecta no sólo al cuerpo astral, sino también al mental y al físico- pudiéndose recaer con los años en cuanto nos descuidemos un poco. (Por mucho que cerremos las puertas satanás encuentra se cuela por el ojo de la cerradura por lo que siempre hay que estar vigilantes en caso de adicciones graves).
VICIOSO-AVERSIVO. De nuevo una contrapolación hermosa. El vicioso todos más o menos sabemos lo que es. Aquél que se deja guiar por una tendencia poco saludable en exceso llegando con el tiempo a perder el control. Véase yo-esclavo y yo-fracasado de este mismo principio. Lo más curioso es su contrapolación. Esos mismos vicios en los demás, los condena y los odia a muerte; haciendo ver a los demás lo malo de esa conducta y rasgándose las vestiduras si es preciso! (Véase hipócrita-sincero, odioso-hipócrita, manías-fobias).
MANÍAS-FOBIAS. La manía es la idea obsesiva, fija y persistente en torno a un tema o circunstancia que nos preocupa. Con el tiempo, en esta vida o en otra, cristalizan en fobias -temores que el Alma los tiene tan arraigados que no puede combatirlos-. Se empieza por odiar lo que se teme, y finalmente se atrae lo que se odia por Ley de Mentalismo. Un ejemplo claro es anglomanía y anglofobia. El primero siente una debilidad excesiva, una fijación por todo lo relacionado con el mundo anglosajón. El segundo lo aborrece de tal modo que termina por sentir terror hacia eso mismo querido. Y así, podemos pasar del deseo profundo por algo al temor-fóbico por eso mismo.
MATERNO Y PATERNO. En fin...las dependencias familiares que se curan además de independizándose y formando tu propia familia con un poco de tiempo y amor. La figura todopoderosa de la madre suele seguir apareciendo de todos modos en los casados e incluso los hay que quieren que su mujer sea una madre más en todos los sentidos. Lo cuál supone despreciar a la figura única e irrepetible de su mujer. Lo mismo para ellas con el Superpapa que todo es y será!


III- PRINCIPIO INTELIGENCIA


IGNORANTE-NECIO. 1º) La ignorancia puede ser de muchos niveles, pero principalmente por falta de instrucción en un área de conocimiento (sea éste científico, literario, místico) o inexperiencia de vida. Los buenos libros y la sabiduría que dan los años pueden paliar en parte este problema, aunque sólo en los Adeptos (aquellos que lograron traspasar las redes de la ilusión y la ignorancia) este yo-psicológico está completamente erradicado. Los demás debemos trabajar pacientemente en esta u otras reencarnaciones para combatirlo. El problema de este falso-ego es que no sólo debe ser eliminado del consciente como el resto, sino además debe complementarse con el esfuerzo-en-vida para adquirir los conocimientos adecuados en todas las ramas del saber”.
En cuanto a la IGNORANCIA DEL PRINCIPIO VERDAD, PUREZA Y PERFECCIÓN, mucha gente se queja porque desconocía las leyes del Creador y en consecuencia no entiende porqué se le castiga. Pero sí sabe lo que está bien y lo que está mal pues todos tenemos una chispa divina en nuestro interior. Por lo que es responsable de sus actos y no tiene excusas para que el normal funcionamiento de la ley del karma (causa-efecto) recaiga sobre ella; recogemos aquello que sembramos. La ignorancia de la Ley (tanta humana como divina) no exime de que esta recaiga con toda su firmeza sobre la que la trasgredió; como en todo, la intencionalidad es lo verdaderamente importante y en caso de ignorancia puede ser tenida en cuenta para flexibilizar o suavizar el castigo. Y no nos olvidemos de la parábola del hijo pródigo y la del pastor que abandona las 99 ovejas para buscar la descarriada y traerla de vuelta al redil. Y así, entendamos castigo como corrección y mejora para nosotros y el conjunto de la humanidad. En todo caso, en la suprema armonía universal, todo efecto es comparable a la causa que lo originó, más nunca desproporcionado. La tortura sólo existe en la mente del hombre, pero jamás en la de Dios Absoluto; aunque pueda permitirla -en casos excepcionales- para no alterar en ningún modo el libre-albedrío del hombre. Por último decir que, a pesar de los pesares, la mayoría de nuestras penas y amarguras fueron escogidas por nosotros mismos como expiación de nuestro mal karma por lo que la ignorancia sólo es relativa acá en cuanto a nuestro desconocimiento de las causas en este plano físico, pero no es duradera ni eterna; porque bien por un medio o por otro, vamos conociéndolas. 2º) La persistencia en la ignorancia, el creer tener ya todas las respuestas (sin siquiera haber alcanzado uno de los 4 grados de la iniciación según lo enseñan los Maestros) y sobre todo la comodidad de quién se conforma con lo aprendido (aún siendo manifiestamente grosero) pudiendo y teniendo medios para “mejorarse” intelectualmente es casi más perniciosa para evolucionar que la propia ignorancia misma. A la postre la necedad se paga casi siempre con “mal karma” teniendo el alumno repetir asignatura reencarnando posiblemente en condiciones más duras y difíciles ya que no supo aprovecharse de las buenas. Sirva el refrán “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.
ESTÚPIDO. La necedad repetida durante varias reencarnaciones suele provocar atrofia cerebral y el Ego reencarna en condiciones cada vez más difíciles para controlar su vehículo. Además, los problemas que acarrean los mestizajes y otras pestes genéticas agravan aún más esta situación. Sin embargo, aún en los hombres más animalizados la práctica de la Doctrina en esta vida puede revertir en parte (sino la totalidad) los síntomas de estupidez mental. La otra variante es aquella persona que ha sufrido una secuela física o psíquica en esta vida que le originado esa estupidez. En ese caso, el amor desinteresado de los que le rodean pueden ayudarle a recuperar en parte su vehículo, aunque quizás deba esperar a otra vida para poder mínimamente hacerse con el control del mismo. Como no hay efecto sin causa, seguramente esa situación de sufrimiento extremo le valdrá para pagar parte del “mal karma” acumulado en otras vidas. Aunque lo mejor es desde este mismo momento iniciarse en la depuración sicológica y empezar a controlar el destino (o al menos darle un sentido según nuestra actual rueda evolutiva). No olvidemos lo dicho por el gran maestro Jesús: “aquél que llame raca -necio- a su hermano -prójimo- es culpable de la gehenna -infierno-“. Para terminar, la mejor manera de no rodar por la pendiente involutiva de la estupidez y terminar colgado de las ramas de los árboles es abrir-ya-los-ojos y no dar siquiera el primer paso hacia el Abismo.
DESMEMORIADO. DISTRAÍDO. Aún siendo falsos-egos distintos su mecanismo de funcionamiento es el mismo. Un desorden o alteración en el proceso mental que nos hace olvidarnos de hechos acontecidos o vividos por el Alma y “distracciones” que pueden tener diversos motivos, casi siempre por falta de reflexión y fijación del consciente. A medida que se hace el esfuerzo por trabajar en la psicología no sólo vamos recordando cosas del pasado que creíamos enterradas en lo más profundo de nuestra psicología, sino que además vamos recordando aspectos de nuestras vidas anteriores. Claro está que esto será casi imposible para quién tenga alguna atrofia cerebral-neuronal grave (caso de accidentes físicos, senilidad etc, etc.) ó lleve una vida muy animalizada, pero será perfectamente normal para la mayor parte de la gente con un cerebro en condiciones. En cuánto a los síntomas de distracción pueden ser desde dejar una llave y volverse uno loco para encontrarla (resultando tenerla en el bolsillo de la cartera) hasta ser incapaces de estar durante un rato tranquilamente fijos en una tarea determinada (aunque sea viendo un partido de la tele). Y así observamos que continuamente tenemos más de una tarea y pensamiento en la cabeza lo cuál a la larga lleva a estrés mental y falta de sueño porque nuestras neuronas están continuamente hiperactivas. Lo peor del asunto es que no somos capaces ni siquiera de disfrutar de las situaciones más gozosas de la vida porque tenemos “la cabeza” en varios sitios. Se combate manteniendo la vista fija en algún objeto (o simplemente mirando a nuestro consciente con los ojos cerrados) durante varios minutos/horas al día. Los resultados aparecen al cabo de pocos meses o a lo sumo años. Sin embargo, una vez acostumbremos así nuestra Voluntad el trabajo posterior será más relajado y gozoso. Véase paranoico, oligofrénico, esquizofrénico, desquiciado, inerte-hiperactivo en propio poder
PEDANTE-MODESTO. 1º) El pedante se “regodea” y da vueltas a un asunto -como quien mastica un garbanzo- para demostrar su habilidad o capacidad en dicha materia (sea intelectual o física). Muchas veces hace poco inteligibles o claras sus ideas para así reforzar su postura ex-cátedra. El pedante suele ser un gran adulador y también le gusta verse rodeado de buenos “pelotas” que ensalcen su modo de ser y actuar. Véase superior-inferior, vanidoso-humilde, redentor-despreciativo. 2º) De vez en cuando, el pedante para no terminar de hacerse odioso y de cansar a su fiel y expectante auditorio hace gala de una modestia sin límites. E incluso anima a su siempre asombrado auditorio para que participen y hagan preguntas que él con su “sapiencia” y “amabilidad” responderá. En último caso la modestia le impedirá decir todo lo que sabe que claro está es muchísimo y responderá a las preguntas de manera poco clara y confusa (sino de malas maneras). O dejará que un subalterno de la charla por él para así evitar en exceso ir de protagonista (porque realmente sabe en su fuero interno cuál es su modo habitual de ser y trata de ocultarlo en la medida de lo posible). Es un buen modo de ocultar intereses más profundos como por ejemplo la búsqueda de riquezas materiales de todo tipo. Y así dará una charla “magnífica” como siempre rogando en su habitual “modestia” y disimulo cortés que contribuyan con lo que buenamente puedan a la salida de la misma. Como diría aquél, que cobre de entrada por esos conocimientos y así se evitaría darle tanta vuelta al asunto…que siempre te queda a la salida si diste de más o de menos… y si te cobraron o no (¡)
CÍNICO-SOLEMNE. El primero resulta que odia en lo más profundo cualquier tipo de convencionalismo o formalismo religioso-político-social-cultural y al mismo tiempo se contrapola para los actos ineludibles y “formales” de su acontecer diario en una solemne seriedad de <<>>.
FANÁTICO Ó CRÉDULO - NIHILISTA. Ambos son los polos opuestos de un mismo imán, aunque aparentemente la personalidad sólo muestre una de sus caras. Por ejemplo, el ateo se convierte en un “creyente a ciegas” de sus propias teorías materialistas y por supuesto reniega de cualquier otra idea de una vida en el más allá (se hace nihilista hacia cualquier tipo de mística esté o no fundamentada en algún hecho o experiencia de quién se lo cuente). El creyente católico se hace crédulo de su religión (algunos llegan al fanatismo) y al mismo tiempo cierran su mente a cualquier idea de otras religiones oficiales o a propuestas esotéricas, espíritas o espirituales. Lo que pasa con el católico sirva para el musulmán -si cabe hoy en día más fanatizados que el cristiano medio de occidente- o para el miembro de cualquier otra <<>> ó secta. Generalmente el crédulo trata de defender su creencia - llegando a veces al fanatismo - cerrando la posibilidad de otras (nihilismo). Ahí la paradoja. Véase también en este mismo principio pretextador-intolerante.
PRETEXTADOR (*) -INTOLERANTE (*). A combatir prioritariamente 1º) Es el abogado y amigo fiel de todos los vicios y yoes-sicológicos apoyándose en las muletillas “mientras el mundo sea mundo” “tengo mis razones” “sé lo que me hago” “la experiencia es un grado” “...así será siempre” “y bueno, nadie es perfecto” “no somos nadie, somos poquita cosa” “tampoco es para tanto” ”madre mía qué puedo hacer!” “los demás no saben de esto” “yo no soy como los demás” “dejarme solo!”...cada cual busque las suyas. 2º) La intolerancia es casi peor que el mismo vicio o la ignorancia. Aunque “veamos” o creamos “ver” que los demás están en un supino error o manifiesten ignorancia (tal vez hasta necedad), vanidad, o algún otro falso-ego el sólo hecho de no actuar con sabiduría para tratar de ayudarles y sí hacerlo de manera intolerante (que puede ser desde una crítica hasta una agresión físico-verbal pura y dura) es casi peor que el “supuesto“ defecto que vimos en los demás. <<>>. No descuide el aviso: la intolerancia manifiesta y consentida, aunque tengamos objetivos de vida trascendentes y ganas de ayudar a los demás, y aunque hallamos llevado una vida llena de rectitud y honradez...la intolerancia repito, obligará -como poco- a repetir asignatura. Suele ir acompañada de vanidad, miedo, necedad, ignorancia, esclavitud en diversas formas y grados. Y por supuesto de odio e hipocresía encubierta. Tolerancia no significa ser cómplice de los vicios ó pecados y decir a todo <> porque esto es sinónimo de indolencia y quizás comodidad. Un ejemplo claro de intolerancia es criticar los programas de televisión que ven los demás, mientras que tú no consientes que nadie te diga nada con los tuyos. O meterte en un bar de maricas para pegarles o insultarles (si además los homosexuales te dieran a ti una paliza te vendría de perlas). Simplemente no entres y evita en ti esa tendencia para que no caigas en su misma manía (en este caso fijación hacia el propio sexo). Y sobre todo debe controlarse el odio, porque se atrae aquello que se teme; y a lo que se teme se odia. La actitud de imponer “contundentemente” tu modo de pensar (sea el área que sea) a los demás es síntoma de intolerancia, orgullo y un grave complejo de inferioridad e inseguridad en ti-mismo ya que constantemente buscas la aprobación y el <> ajeno. Véase dominador y esclavista del principio poder. Hay que manejarse con mucha prudencia para no caer en este gravísimo falso-ego. [Hay momentums en los ciclos-de-vida que el mundo parece volverse loco (épocas de grave crisis de valores materiales y espirituales) como casi todos los finales de siglo por poner un ejemplo. Los caballos se vuelven frenéticamente alocados y los vicios campan a sus anchas; un claro ejemplo son las normas políticas del “todo vale” que legitiman la eutanasia, la homosexualidad legal entre otros temas muy agudos y polémicos. Recuerde el lector el refrán: “trabaje de tejas para abajo, limpiando primero su casa”; eso no significa la actitud egoísta del que barre para su casa sin importarle el resto de la humanidad, pero esta actitud es preferible a la del otro que se rasga las vestiduras, pone el grito-al-cielo y actúa de manera intolerante contra lo que va contra sus principios (suele ir cargado con odio y violencia de algún grado)]. Si te encuentras ante una situación-de-vida en la que no estás de acuerdo con algo, salvo que se te pidiera el consejo o te vieras obligado a participar de algún modo, lo mejor es mantenerse neutral (que no indiferente) observando lo que acontece y por supuesto siendo fiel a tu modo de pensar (para no caer en la hipocresía). No hace falta “escabullirse” de ese momentum porque sería síntoma de cobardía (o fracaso), pero sí evitar en lo posible una actitud intransigente, excesivamente severa o terca y por supuesto jamás con odio o vanidad-sicológica. Si se considera oportuno o necesario intervenir (bien de acto o de palabra) se hará con sumo cuidado para no herir la sensibilidad de nadie, mostrando siempre el mayor afecto y comprensión posible hacia los demás. En último caso si creemos que lo que vamos a aportar no es de extrema necesidad para el curso de los acontecimientos, lo mejor es siempre decir “adiós” de buenas maneras evitando así caer en la intolerancia y esperando un momento más propicio -si se produce- para exponer tus opiniones. Con el tiempo, a medida que tengamos más presente en nuestras vidas a nuestro yo-superior podremos elegir mejor los “momentums” de vida para defender nuestras convicciones con la capacidad de elegir mejor nuestras palabras al mismo tiempo que evitamos aquellos combates dónde no hay nada que ganar y sí mucho que perder. Y es que, en unos solos segundos se puede echar por la borda el trabajo de años. Esto es así de duro y de claro. Y el que quiera evolucionar de verdad debe tenerlo siempre bien presente en su consciente. Si aún así caemos en una actitud de intolerancia lo primero es pedir perdón de corazón a la persona que hayamos ofendido (pedir perdón no significa rebajarse ante sus principios, sino recuperar su dignidad y la propia) aunque el mal-karma generado pueda además revertirse en contra nuestra. Si además no pedimos perdón estamos actuando con vanidad-sicológica y cargando un fardo de negatividad muy pesado que puede volverse en contra nuestra algún día. El pedir perdón ¡de corazón! (para no caer en el hipócrita-sincero del principio verdad) es una buena terapia -de las más duras de aprender- contra la propia intolerancia y el primer paso para recuperar la propia-dignidad. Si la otra persona no quiere perdonarnos es, lo de menos y estará en su libre albedrío para hacerlo o no. Y por supuesto, tampoco nos exime del mal-karma que hayamos “podido” generar con nuestra actitud intolerante. Por lo demás, estamos olvidando el buen consejo de nuestro Ego Verdadero que apuesto a que si le escucháramos no diríamos las barbaridades que decimos a menudo ni emitiríamos tanto odio dejándonos llevar por prejuicios y esquemas caducos de pensamiento. Estamos olvidando además, que todo lo creado tiene un orden y una evolución superior que quizás olvidemos; y a su momento si es necesario para la evolución de la humanidad se tomarán medidas severas como sucedió con las otras razas precedentes -mito Atlántida-. Y que sólo un Logos Inefable podrá saber todas las causas y todos los efectos que concurren en una misma situación. Así que, una vez más la “prudencia” es sabia consejera. Por último terminar diciendo que la intolerancia provoca bloqueos mentales -a la postre prejuicios de todo tipo, sexo, raza, religión etc- que son difícilmente depurables para el Alma y esta atrofia lleva a la larga a tumores malignos y otro sinfín de pestes neuronales. El mago debe mantenerse fiel a la doctrina, pero firme ante los acontecimientos externos. Sabe las fallas manifiestas de las religiones, pero también ve sus verdades. Sabe los problemas que lleva los mestizajes de todo tipo, pero es consciente de la riqueza que encierra cada raza. Sabe de las lacras de la ciencia y la medicina (sobre todo clonación y trabajos genéticos además de los intereses de las compañías farmacéuticas), pero es consciente de los tumores que curan y el buen nivel de vida que hoy en día se respira. Sabe que la homosexualidad impide ascender, pero trata de controlar en sí mismo esas tendencias y mucho menos evita hacer críticas, comentarios jocosos o hirientes en los que lo sean (casi siempre por ignorancia) y así sucesivamente
INÚTIL. ¿Dónde vas inútil? alguna vez alguien te dirá o así lo pensarás. Pero no te preocupes amigo, aunque tenga/s su/s razones para decírtelo no te sientas culpable. Trabaja en mejorar tu psicología día a día y pronto este yo olvidarás. No hay más inútil que el que no hace algo útil.

IV - PRINCIPIO VERDAD, PUREZA Y PERFECCIÓN


MENTIROSO-SINCERO. 1º) Afirma algo que sabe en su interior no es cierto con el fin de hacer daño, calumniar o desprestigiar algo ó a alguien. La mentira es lo opuesto a lo que Es Verdadero; casi siempre una verdad a medias y es hija del padre Satanás. La intención pecaminosa y dañina es lo que verdaderamente perjudica de la mentira (veneno de la serpiente del paraíso). También se debe evitar en la medida de lo posible la llamada “mentira piadosa” porque al fin y al cabo es una mentira. 2º) El sincero es, pero te dice las cosas de tal modo que te deja “jodido” para el resto del día. Por ejemplo tu marido te dice: "foca y maruja”; quizás sea cierto, pero...suele decirse con segundas intenciones para hacer daño de algún modo y no corregir o enseñar con Amor. El Maestro Bueno no sólo corrige con amor y generosidad, sino que busca el modo más adecuado para no herir
MEDIOCRE. ¡Cuánto mediocre hay entre nosotros mismos! Ni fú ni fá. Ni chicha ni limoná. Buscó algo espiritual y no lo encontró. O lo encontró y no le sirvió o no supo cómo hacer que le valiera para evolucionar. O jamás buscó nada de nada. A la postre es como la sociedad quiere que sea. Véase fracasado, pesimista, miedoso, esclavo-esclavista, e indolente.
ENVIDIOSO-MEDIOCRE DEL PRINCIPIO ABUNDANCIA Y SUMINISTRO quiere tener alguna riqueza material (o incluso espiritual) de alguno de su entorno, pero es tan mediocre que no es capaz (aún pudiendo) de ganarla por sí mismo o pedirla de algún modo al que la tiene. Un ejemplo es el del discípulo que ve que el maestro ha regalado un don a otro y en su mediocridad no es capaz de pedírselo al maestro o al discípulo (ese mismo don) y se limita a sentir la “jodida” envidia por la suerte de los demás. Véase celoso-indiferente del principio Amor , vanidoso-humilde (principio inteligencia) y orgulloso-modesto (principio verdad).
CODICIOSO-MEDIOCRE DEL PRINCIPIO ABUNDANCIA Y SUMINISTRO vale lo dicho para el anterior de este mismo principio, pero este es un falso-ego más peligroso y a vigilar más de cerca porque se siente no sólo envidia del bien , prosperidad o buena suerte ajena, sino que en lo más profundo de su corazón trama o busca el modo mezquino y ruin para conseguir apropiarse de eso mismo que tanto anhela. Los mandamientos jehovíticos son a propósito para un pueblo corrompido y mediocre como lo era (y es) el demiúrgico. Quien hace la ley hace la trampa viene a significar este ego. O mejor dicho, haz la ley que yo buscaré el modo de usarla para mi fin codicioso. La propiedad privada surge a raíz principalmente de yoes como éste donde no cabe más que defenderse de la codicia y mediocridad ajena mediante la valla y el espino si hace falta. Este falso-ego lleva a la miseria humana jamás inconcebible como aprovecharse de las debilidades humanas y situaciones de incertidumbre para saciar nuestros instintos más bajos. Véase inferior-superior, lascivo-puritano, débil (principio vida), miedoso-audaz, cínico-solemne, miserable, criticador, especulador (principio poder), distante o misterioso (principio perdón).
TRISTE-EUFÓRICO. Esta polaridad se suele dar mucho sobre todo en la juventud que pasan de unos extremos a otros en menos de lo que canta un gallo. Sobre todo cuando se toman 4 copitas, llegan los amigotes o el viernes o la fiebre del sábado noche. Los mayores suelen tomarse con más calma estos cambios. Y por desgracia así viven la mayor parte de la gente quemando sus vidas entre estos extremos. Véase mediocre, ignorante, fracasado-exitista, indolente-ansioso. Un ejemplo se da mucho en las congregaciones religiosas, dónde se experimenta una euforia sin igual al saberse “hijos de dios” mientras que se cae en una depre al volver a la rutina diaria. El demiurgo juega bien con esta polaridad, dosificándola a su gusto, para así mantener esclava a la humanidad.
SUCIO-MANIÁTICO. La suciedad de aquel que vive en el pecado, la impureza (físico-espiritual) y el desorden mental de algún tipo. Y al mismo tiempo se muestra fijo, obsesivo, tenaz con eso mismo que tiene ahí delante contrapolándolo en prejuicios de clase, raza, sexo, o alguna otra historia. Se termina maniático de la limpieza porque alguna vez vivimos en la inmundicia y la suciedad. Véase yo culpable-inescrupuloso, vicioso-aversivo, manías-fobias, sádico-masoquista, celoso-indiferente, codicioso-mediocre, reprimido-brutal, ignorante-necio.
BOHEMIO-MELANCÓLICO. 1º) Bohemio: Dícese de la persona de costumbres libres y vida irregular y desordenada. El bohemio por excelencia es el Loco del Tarot (arcano 0), representado por ese muchacho-hombre cargado con un bártulo a la espalda, el precipicio al fondo y un perro que le sujeta de sus “roídas” ropas para que no dé el fatídico paso. Va de un sitio para otro, buscando algo y el inconformismo es la tónica de su vida. 2º) Melancólico: nostálgico, taciturno, pesimista y triste. Se dan en personas que han perdido algo querido (amigos, familia, deudo, patria o patrimonio) y no han asumido todavía en su conciencia esa pérdida. Es normal que esos “pobres diablos” sigan buscando
ESCLAVISTA. (TAMBIÉN SIRVE PARA PRINCIPIO SUMINISTRO Y PRINCIPIO PODER). Cómplice <> del demiurgo por antonomasia y un buen “hijo” de Satanás. Nunca mejor dicho. No sólo legitima abusar y esclavizar para tener a otros en esa situación de inferioridad, sino que muchas veces encuentra un placer en esa felonía. Y por supuesto obtiene un beneficio personal porque detrás de un buen esclavista se esconde un verdadero egoísta. Véase superior-inferior, sádico-masoquista, vanidoso, especulador, susceptible, criticador, mortal, reprimido-brutal, pretextador-intolerante, odioso-hipócrita y esclavo-esclavista. En fin, citaré la letra de una canción religiosa que oía de pequeño:” En mi barca no hay oro ni esclavos, tan sólo redes y mi trabajo. Señor, me has mirado a los ojos...sonriendo has dicho mi Nombre”. Claro está que por Señor no nos referimos al macabro<> jehovítico, sino al maestro bueno del Nuevo Testamento.
“JUSTICIERO”-INDIFERENTE. ¿Cuántas veces no hemos oído: “ ¡que se haga justicia!”? y nos estremecemos en lo más profundo de nuestro corazón ante una situación que creemos va contra los principios morales establecidos y contra lo que dicta nuestro buen entender y saber. Algunos en ese momento de cólera se enfurecen contra el sistema establecido, cargan las tintas contra políticos y jueces y de tener cerca una horca a más de uno lincharían sin juicio previo. Este sentido de tomarse la justicia por su cuenta abunda entre las masas (que siguen un criterio establecido y son incapaces de reflexionar por un instante ) y entre aquellos que se dejan llevar por la ira del momento. La mayoría, una vez pasado el enfado y la cólera “justiciera” de la calentura se ponen a ver tranquilamente la televisión o se van a dormir para al día siguiente importarles un “comino” ese caso. Esto pasa mucha en una sociedad como la actual que es tal la cantidad de información que nos llega -sobre todo en los telediarios- de desastres e injusticias que se cometen en el mundo que apenas nos dan tiempo de asimilar lo que “vemos” para al poco tiempo pasar a la sección de deportes que tanto gusta a los televidentes. La mayoría de la gente apenas se inmuta ya antes los crímenes y atrocidades del mundo y si lo hacen es para levantar un dedo -el dedo justiciero del Robocop- mostrar su ira -a algunos se les sube la tensión arterial por el disgustazo momentáneo- al mismo tiempo que lo bajan enseguida en cuanto se les habla del partido del próximo fin de semana. Esta actitud se suele trasladar a la mayoría de las situaciones porque lo que la gente crea en su subconsciente un ego-pretextador del tipo: “por mucho que te enfades, nada cambias; comamos y bebamos que son dos días” o del tipo “no hay justicia para los pobres” “sólo cuenta la ley del más fuerte”. La mayoría adoptan una ley del talión para su vida privada (cargada de hedonismo) y un sentido “legalista” para el resto (que en la mayoría de los casos es pura indiferencia por el mal ajeno). Por lo demás, el justiciero es un peligro para él mismo y para la sociedad porque suele ir por la vida en plan “sheriff” defendiendo “lo suyo” o a sus amigotes...una especie de “juez Dred” a lo cutre, que te hace el <> si le caes bien de salvarte de las fauces del malvado dragón y te envía al infierno sin juicio previo por considerarte de los “malos” o de sus enemigos. ¡¡¡Un cantamañanas!!!
MÍSTICO (más bien MISTICOIDE). Este falso-ego lleva a confusión generalizada por lo que debemos tratarlo con suma precisión. Místico verdadero es aquél estado de unión entre el alma y dios por mediación del Amor ; y esto lleva a una normal entrega generosa y devoción profunda al <> que mora en el prójimo (en todas las épocas habrá gente especialmente dotados para la espiritualidad y llenos de un profundo amor y devoción al género humano que merecen nuestro mayor respeto). El falso-ego es aquél que “vive” en un estado extático y beatífico que se olvida a menudo de los problemas de su familia, de sus hijos o del resto de la humanidad doliente y sufriente; o al revés, le da por salir al campo con una túnica blanca para perdón y expiación de los pecados ajenos je, je. Salvo que la persona haya optado por propia libertad por una vida de ermitaño o anacoreta (la cuál es muy respetable siempre que no signifique depender ni vivir a costa de nadie sin dar ni golpe), el resto de la humanidad tenemos “cargas” familiares, laborales o sociales que no debemos desatender en exceso por estar “meditando” sobre el sexo-de-los-ángeles; porque los hay que visten hábito religioso sin estar en comunidad je, je. Tampoco debemos caer en el extremo de vivir exclusivamente para las cosas-del-mundo y desatender la de dios (ejemplo bíblico de la magdalena que cuándo vino el Maestro supo olvidarse de las cosas de la casa y dedicarle toda su atención lavándole los pies con perfumes mientras que su hermana continuó en plan “cenicienta” sin hacerle ni pizca de caso; o la parábola del señor -maestro- que vino a media noche y sólo algunas doncellas estaban despiertas para recibirle y agasajarle como merecía). El término medio como siempre es virtud y valga al caso el refrán “a dios rezando y con el mazo dando”. El santurrón -mojigato remilgado- que vive en su <> se olvida muchas veces de cargar con su cruz y de ayudar a sus hermanos los hombres; el polo opuesto es el comunista-cristiano que se olvida de hacer oración [además de depurar su psicología] y termina cogiendo las armas en algún rincón de Sudamérica para luchar -a lo Rambo- contra las injusticias y la pobreza (justiciero-indiferente). Generalmente, el místico de salón -el “monje” de la televisión o el padre-Apeles- es un hipócrita que finge virtud o piedad de corazón. Gazmoño (púdico, puritano, encolado, engominado y ridículamente amanerado), camandulero (hipócrita empalagoso que busca venderte el licor de la eterna juventud en la trastienda) sólo son sinónimos para el mismo ridículo <> (más digno de compasión o de mofa que de adoración). De nuevo sirva la frase:” el hábito no hace al monje” y las palabras de Jesús: “muchos falsos profetas vendrán de parte mía, pero sólo serán ladrones que os saquearán y esquilmarán”. Al buen místico -que son los menos- se le reconoce por sus obras. Por eso, de la mayoría (simples ególatras) decimos entre risas:” como ser humano tenía sus flaquezas, pero era de una místicaaa muy elevada”. Palabra y vida; no hay más mística que esa. Véase también inferior-superior, redentor-despreciativo, hipócrita-sincero, odioso-hipócrita, avaro-desprendido, codicioso-mediocre, pobre-avaro, vanidoso-humilde, esclavo-esclavista, ignorante-necio, lascivo-puritano, pedante-modesto, violento-manso, falso-protector o especulador, distante o misterioso y “paranoias, esquizofrenias y oligofrenias". Muchas veces suele venir del espacio (sólo él sabe de qué parte claro) o tiene algún amigo “allí” que le dota de innumerables poderes y saberes...y por supuesto muchas veces viene a fundar una nueva religión; casi siempre sectaria, de la que se proclama “líder” único y carismático al que se debe obedecer sin rechistar.
SUSCEPTIBLE (*). Este falso-amigote debe ser eliminado cuánto antes. Delicado (tierno, frágil, enfermizo o fácilmente enojadizo) quisquilloso (que se detiene en pequeñeces o menudencias, trivialidades y anécdotas sin fundamento, así como chistes intrascendentes), “picón”, enfadadizo (casi todo le desagrada salvo lo suyo propio claro), irritable (a veces difícil y exigente cuando no intolerante), “vidrioso escuchimizao” y “mú sensible” (de sensiblero y amanerado) son algunas definiciones para el mismo. Como se puede comprender... el mago debe eliminar cuánto antes este falso-ego porque no sea que se vea envuelto en una situación trivial y hasta divertida de esas que el demiurgo sabe elaborar bien.... Y use sus poderes latentes (meando casi siempre fuera de tiesto) contra un pobre-diablo (nunca mejor dicho porque la ignorancia es muchas veces digna de compasión) que en absoluto merecía semejante castigo (y mucho menos somos quién para reprender a nadie). Y es que, el demiurgo (que es un dios macabro y paranoico que le gusta disfrutar jugando con lo cotidiano para sus fines vampíricos) puede sacar “punta al lápiz” de una situación trivial y vulgar, de una charla amigable y convertirla en el famoso “pique” o “riña” que puede terminar en un ataque de ira, tonta vanidad o cólera despiadada por parte de alguno de los que participan en la trifulca. ¿Cuántas disputas vanales -del tipo quítame esta paja que tu dedo me molesta- entre matrimonios no han terminado arrojándose los tiestos?; o entre amigos de copas que se han puesto a discutir de manera graciosa por algo de deportes, religión o política y han terminado más de uno en el hospital. O la amiga de toda la vida que se ha enfadado vete tú a saber porqué y no para de hacernos la vida imposible buscando la manera de hacernos el mayor daño posible. Cada cuál que ponga sus ejemplos que seguro encontrará cientos. Lo importante, es controlarse uno mismo (runa IS) y evitar siempre la discusión. Si se ve envuelta en ella, jamás debe recurrirse al tópico:” pues te vas a enterar porque sé de magia” o alguna otra estupidez de ese tipo. Que la otra persona lo haga es su problema pues nos dará el derecho a defendernos (si fuera necesario y nunca provocando para obligarla a actuar y así darnos un motivo para nuestra vileza), pero JAMÁS estamos autorizados a atacar a nadie, o usar nuestra fuerza contra nadie salvo que la ocasión fuera un caso de vida o muerte (defender la nuestra o la del prójimo -sin caer en el falso protector o justiciero). Lanzar una sola runa de manera consciente exige un gran amor en el acto (que no solemos tener cuándo nos enojamos) y un sentido trascendente claro (los verdaderos combates se dan en maestros avanzados y se preparan durante días antes... no con el calentón de esos momentos). No descuide el lector el consejo. Quien actúe de manera irresponsable con lo que de buena fe haya aprendido perderá la condición de Creador y se verá asolado por su mal karma (la Torre del Tarot). Vencerse a uno mismo -sobre todo en esos momentos tontos de la vida- es la clave del Arcano.

V - PRINCIPIO ABUNDANCIA-SUMINISTRO.

MISERABLE. La mentalidad de “mendigo”, del que vive del aire o prefiere vivir-del-aire para no tener que trabajar; o del falso-místico que no quiere sudar la camiseta para ganarse honradamente el pan de cada día y prefiere vivir a expensas de otros (también se da en la juventud viciosa que vive de sus padres y no valoran el sentido del trabajo, el esfuerzo y el sacrificio) son claros ejemplos. Esta actitud también se da en el que no le importaría ganarse el dinero aún a costa del sufrimiento ajeno (caso de los atracadores, usureros y especuladores). El miserable no solo suele vivir como tal, mendigando y arrastrándose por la vida como un vil-gusano, sino que además suele ser desdichado y desgraciado mental. En ambos casos, fallan otros muchos aspectos en otros principios. Véase posesivo-desprendido, odioso-hipócrita, culpable-inescrupuloso, abandonado-autosuficiente, fracasado, pesimista, vanidoso, miedoso, enfermo, débil, mortal, vicioso-aversivo, materno/paterno, ignorante-necio, inútil, bohemio-melancólico, esclavo-esclavista, susceptible, envidioso-mediocre, codicioso-mediocre, pobre-avaro, “pobre-de-mí”, cobarde-temerario, intimidador-manso, así como la mayoría de las fallas del principio eternidad y del principio perdón. Toda una joya...o al menos un diamante en bruto; porque, muchas veces, la vida en la calle ha <> a mucha gente ( y lo sigue haciendo) mejor que cualquier libro o enseñanza lo pudiera hacer. Sirva el refrán que “la vida es un buen maestro” y cuándo se “vive” (o mejor malvive) en situaciones tan extremas de hambre y pobreza se aprende bastante. Lástima que el demiurgo no conceda muchas veces una segunda oportunidad (muchos están en la indigencia porque perdieron la primera o fueron dejando pasar excelentes oportunidades de trabajar) y los que se ven forzados por los acontecimientos a estar a los pies de los caballos terminan por ser aplastados por sus cascos y se dejan llevar por la indolencia de la “mala suerte”... Es típico ver a un pobre-resignado decir “en fin, no tuve suerte”. Para el que se orienta a la evolución, salvo que su tozudez y estupidez mental le lleve a esos extremos de miseria (nunca mejor dicho) la correcta depuración sicológica acompañada de la visualización de la llama de la abundancia y el suministro debería ir proporcionándole los medios para ir valiéndose por sí-mismo. En todo caso, aún desconociendo las leyes de la magia, a nadie le faltará pan si sabe ganarlo con el sudor de la frente. Porque -aunque se esfuerce muchísimo- no todo el mundo puede ser jefe de una empresa ya que influyen muchas cosas en la situación-de-vida de una persona, pero seguramente si es honrado y disciplinado en su trabajo, para comer no le faltará. Y si el sino de su mal-karma le obliga a pasar una “temporadita” en la miseria (que a muchos no les vendría bien para purificar un pocos sus muchos egos) seguramente la pasará como quién pasa un mal trago o supera una mala racha en su vida y pronto volverá a encontrar un trabajo decente. No es que de las gracias por eso tan “deprimente” que según su conciencia ha vivido... Pero tampoco echará más leña a sus desgracias y de esta manera se hará más pronto con las riendas de su destino. Y es que, el sino son las situaciones-de-vida que de un modo u otro nos tocará gozar o sufrir según el karma acumulado. Y el destino son las acciones con las que cada uno puede suavizar (incluso eliminar) esas posibles tendencias. Desde luego, el aspirante a mago ya empieza a controlar su destino mediante el control de sus falsos-egos y de esa manera (sino puede ser en esta vida) en otras controlar al fin el mal sino.
POBRE-AVARO. Van unidos de algún modo u otro. El que vive en la pobreza o haya estado alguna vez (la pobreza material dependerá por lo que en ese país se entienda por tal y no es lo mismo la de un país desarrollado que la de uno subdesarrollado o la de uno del tercer mundo) suele generar un yo-avaro para no caer de nuevo en esa situación. Es legítimo que no quiera volver a esa situación tan penosa, pero no que desarrolles un yo-avaro. También está la pobreza que predican las religiones y los hay que son pobres de cara al exterior (entendiendo mal las palabras de jesús “pobres de espíritu”) intentando demostrarles que no tienen lujos ni bienes materiales ostensibles, al mismo tiempo que se muestran avaros con lo poco que es suyo o les pertenece. Esto me recuerda el caso de una mujer que estuvo en un convento en su juventud. Había hechos votos de pobreza y castidad (según se entienden en la religión oficial) como el resto de las novicias, pero la mujer contaba que a la hora de la verdad, la que más la que menos mostraba una avaricia mental que rallaba en la hipocresía para lo poco que les perteneciera. Sin embargo, bien es cierto que muchas órdenes religiosas no deben hacer gala de ostentación de excesivas riquezas porque en cierto modo daría qué pensar; imaginemos unos misioneros dedicados al servicio de los demás viajando en mercedes y en aviones privados de lujo. No sería razonable para el fin que persiguen. Pero eso no quita para que en la medida de lo posible puedan y deban vivir decentemente según lo que la buena gente les dé (sino tuvieran tiempo para producirlos por ellos mismos debido a su labor humanitaria). Y jamás con ánimo de acaparar para su propia riqueza personal. La pobreza más que externa debe ser interna del que todo lo tiene y nada le falta. ¿Si tengo a dios en mi corazón, qué más quiero? Así pues, haced como los lirios del campo o los pájaros del cielo que no se preocupan por amontonar riquezas para el día de mañana ni mucho menos especular con ellas. En fin, creo que ha quedado bastante claro. Véase codicioso-mediocre, envidioso-mediocre, especulador, avaro-desprendido, vanidoso-modesto, esclavo-esclavista, odioso-hipócrita, mortal, cómodo-estoico, falso-protector.
ESPECULADOR. No nos engañemos porque solemos caer en el absurdo. La economía de mercado tiene unas reglas que quién participa del juego debe aceptar. Y algo sé porque estoy diplomado en empresariales. El bien o servicio puesto al libre juego de la compra-venta puede verse aumentado de valor por “circunstancias razonables” del propio mercado, las llamadas plusvalías o sobrevalor del mismo. Son sinergias 2+2=5 motivadas por el lugar dónde está situado (caso de una tienda por ejemplo), acceso que se tenga al mismo (vías de transporte etc.) y por supuesto calidad del mismo o gustos del cliente. Y dentro de ese juego cada cuál intenta hacer su negocio. Eso lo dejo allá cada cuál con su conciencia. El falso-ego consiste en aquellas personas que valiéndose de un cargo privilegiado de responsabilidad actúan con prevariación para sus propios beneficios personales (solamente ellos saben qué acciones puede bajar o subir de manera poco “ortodoxa”, qué solares son los más idóneos para invertir aún estando en un remoto paraje y un sinfín de historias más). Lo más normal es que estas estafas y engaños se den en el mundo de las apuestas, de las quinielas, inmobiliarias, la misma bolsa....aunque si te paras a pensar suele ser un mal endémico que aparece de vez en cuando por un lado o por otro. Incluso en nuestra vida diaria suelen engañarnos vendiéndonos productos de peor calidad y cobrándonos como si fueran de primera. En estos casos el buen ojo del ama de casa y la confianza en su carnicero habitual suelen solucionar estos asuntillos del día a día. Pero lo mismo pasa a gran escala y más cuándo se mueven grandes cifras de negocio. Muchas veces se recurre al hampa y otras actividades más oscuras para especular con más energía y sacar el mayor provecho posible. De todos modos, lo importante es arreglar cada cuál su psicología e intentar siempre que sea posible limpiar su casa de tejas para abajo sin caer en la indiferencia. Está ya se ha dicho antes, pero siempre conviene comentarlo una vez más. En último caso, lea siempre el lector la letra pequeña de los contratos. Por cierto, el primer gran especulador fue (y es) el señor de las sombras que, especula con nuestros actos para mantenernos atados a su rueda del mal
El ESPECULADOR ó FALSO PROTECTOR DEL PRINCIPIO VOLUNTAD Y PODER se da en casi todas las circunstancias de nuestra vida. Bastarán algunos ejemplos para darse cuenta enseguida (perdonen en este caso la sinceridad): el padre de familia que “protege” a sus allegados y se convierte como poco en “jodedor” de su mujer -sino de alguien más del entorno; el chulo que mima y cuida a su puta o a su querida -mientras le dé su parte del botín porque sino la raja; el jefe de empresa que tanto se preocupa por la salud y bienestar (¿¿) de sus empleados -para darles el puntapié en cuánto el negocio no le vaya bien; el falso-maestro que te enseña y protege de todo mal -sobre todo a sus discípulas más devota. Y en fin...que cada cuál encuentre sus propios ejemplos.
ESCLAVO-ESCLAVISTA. (TAMBIÉN VALE PARA PRINCIPIO PODER Y VOLUNTAD). En ambos casos el esclavo (bien porque dependa económicamente de otros o porque esté bajo el dominio y la completa influencia de alguna otra persona o cosa) no es consciente de su condición y suele actuar a su vez esclavizando a los demás. Algo similar a la pescadilla que se muerde la cola o la cadena circular de la maldad y el pecado. Queriéndose librar de algo que le oprime no encuentra mejor manera que esclavizar a otros y tenerlos bajo su dominio. Esto pasa mucho en las razas supuestamente “inferiores” como la negra que fue vilipendiada y en extremo humillada. Ese gen-esclavo (si se me permite el término quizás poco científico) continúa “vivo” en sus descendientes y algunos esperan una buena ocasión para vengarse del hombre blanco, bien sea dándole una soberana paliza o acostándose con sus mujeres. Es un modo como cualquier otro de resarcirse mentalmente de esa condición de servidumbre extrema en la que vivieron. Con esto juega el demiurgo...porque sabe que los mestizajes generan un mal-karma terrible... pero de momento lo importante es combatir el falso-ego. O un caso que también suele darse bastante es, aquél en que una persona ha vivido de pequeño en unas condiciones terribles de pobreza y servidumbre que en muchos casos rallaron la humillación ante el rico del lugar; si algún día consiguen ganar un “duro” posiblemente actúe con la misma prepotencia hacia aquellos que tengan la desgracia de estar bajo su dominio. Véase inferior-superior,manías-fobias,codicioso-mediocre,odioso-hipócrita, pobre-avaro.

VI - PRINCIPIO TRANSMUTACIÓN Y PERDÓN

PARANOICO. (Extractos de la Doctrina). Se forman como principio de toda enfermedad mental y distorsión de la personalidad. Cuando una persona no se halla conforme con la realidad, habiendo sido emocionalmente traumatizada por el sufrimiento, tiende a buscar un refugio en su propia mente, inventando una realidad más agradable. Por supuesto que se trata de una ilusión, de una actitud equivocada, producida por negarse a enfrentar la situación real. Esto, en vez de conformar al Yo Real, conforma a los yoes-sicológicos afectados por la realidad externa. En vez de meditar para comprender y eliminar esos factores emocionales distorsionados, el sujeto forma su mundo irreal, viviendo mentalmente en él. Hasta cierto punto puede manejar la vinculación de su persona con la realidad, pero en la medida que crece en su mente el mundo fabricado, la mezcla mental es más confusa, al punto que el sujeto pierde noción de la realidad. Sin darse cuenta, ha generado una Personalidad Ideal Paralela (el que se cree la reencarnación de Jesucristo por ejemplo; o Superman para mencionar otro más de la tele). Se trata de un proceso infantil que suele ocurrir con normalidad en la niñez y es llamado “desarrollo de imaginación infantil”. Pero muchas personas en especial las más románticas y sensibles extienden, este proceso más allá de la adolescencia, convirtiéndose en paranoicos de grados diversos. Una personalidad llena de deseos, que se desvive por el “tener” en vez de “Ser”, ya configura por sí sola un cuadro paranoico que muchas veces culmina en corrupción, robos, violaciones y asesinatos. Todas estas cosas tienen una base psicopática, pero los más enfermos hacen creer a las masas que los sujetos “excepcionales” que van a los tribunales y a la cárcel, son los únicos. En realidad es enfermo el sistema que propicia todas estas cosas. En los individuos menos capaces de equilibrarse para convivir, se ven estos extremos, pero en la mayoría de las personas la paranoia en grados menores se manifiesta como depresión,ansiedad, infelicidad...
ESQUIZOFRENIA. (Texto extraído de la doctrina) Si la paranoia persiste, con el tiempo desarrolla dos personalidades contrapuestas y poderosas, cada vez más definidas. En ciertos momentos -casi todos los días- siente que la personalidad (que él cree que es una sola) “se le divide”. Siente que se parte por la mitad, que es dos personas al mismo tiempo, pero él mismo se halla en medio de ambas, sufriendo el horror de ser y no ser ambas y ninguna de esas personas, que -para colmo- combaten de alguna manera entre sí, como hermanos siameses. En esa discusión mental donde se mezclan sentimientos contrapuestos, mutuas culpas, confusión total, vive en un infierno del cual esta descripción resulta vaga, lejana e incompleta. El tratamiento de esta patología, es exactamente el mismo que para la paranoia, pues es una “paranoia vivenciada desde una tercera sensación de ser”. Pero para ello el individuo debe recordar y comprender todos y cada uno de los pasos que le condujeron a esa situación. Esto es lo que se llama Psicoanálisis, cuyo “inventor”, no fue Sigmund Freud -quien en vez de resolver sus patologías las alimentó hasta el último día de su pervertida vida- sino que todas las culturas antiguas, así como actualmente muchos aborígenes americanos y africanos conocieron estas cosas con total naturalidad, por la simple razón de “mirar para adentro”. Antes de ocuparse de satisfacer los placeres carnales y vanales, el hombre debe observar el deseo, el miedo y el odio, hasta destruirlos. Ese es el método tanto preventivo como curativo más eficaz [Nota: Debe tenerse un especial cuidado con las experiencias místicas del tipo que sean, porque si por un lado puede curar en parte un yo-aislado, yo-vacío, yo-insensible (del principio eternidad casi siempre) también suelen alimentar otros como yo-místico, redentor-despreciativo,vanidoso-humilde].
OLIGOFRENIA. Es el poder de varios yoes psicológicos organizados de tal manera y con tal consistencia, que el individuo queda sometido a una personalidad creyendo ser él mismo. Pero se trata de una personalidad no conflictuada. Es coherente consigo misma, porque los Yoes psicológicos son alienados en una “pirámide de mandos”. La mayor parte de las masas de occidente presentan una <> que les permite vivir-en-el-mundo; lo malo es que la mayoría tienen a su vez arquetipos demiúrgico (como el redentor-despreciativo, vicioso-aversivo) y suelen volverse más materialistas que espirituales (sin caer en la tontería del yo-místico). El sujeto pierde de vista toda relación con lo espiritual o utiliza cualquier conocimiento sobre los afectos auténticos a fin de satisfacer sus propios placeres. Muchas veces -casi siempre- surge la oligofrenia como consecuencia del materialismo y/o inseguridad económica relacionada con deseos diversos. La oligofrenia es una personalidad aparentemente “normal”, coherente, por lo general desapercibida porque el individuo, no teniendo conflictos en un mismo nivel (astral), usa toda la inteligencia de la mente para satisfacer a los yoes-psicológicos, los cuales quedan todos bajo el dominio de uno de ellos, que los organiza, los satisface, reparte entre ellos prioridades necesarias para fortalecerse y mantenerse más tiempo parasitando al Ser. Generalmente, el falso ego rector es el “yo-tirano”, y este caso es muy común de ver entre los politicoides de las falsas democracias del siglo XX. Más aún, son oligofrénicos los que se hallan ocultos tras los títeres políticos. Los verdaderos oligofrénicos son muy inteligentes, pues los yoes psicológicos están correctamente organizados; estos son los dementes realmente temibles, pues generalmente ya son “desalmados”, es decir que los parásitos emocionales (muy especialmente “yo tirano”) han consumido gran parte de la radiación del Alma, debilitándola. Por eso, estos fieles esclavos del demiurgo son los primeros en ser aniquilados cuando mueren, pues su Ego y su Huevo Aúrico desvanecidos y corrompidos no resisten las fuerzas magnéticas del devachán (cielo demiúrgico donde esperan sumidos en un sueño más o menos hermoso y feliz hasta volver a reencarnar ; porque sólo se puede ascender al Reino Krístico desde el plano físico y liberarse así para siempre de la rueda de la reencarnación). Los más “poderosos”, de este tiempo, son en realidad los seres más débiles que existen. La identificación de los principales Yoes psicológicos (que generalmente componen una paranoia poco estructurada pero poderosa) y la comprensión de algunas realidades fundamentales como las aquí expuestas, permiten al paciente forjar un objetivo de vida, que destruye totalmente, en tiempos menores a tres meses, el cuadro maníaco-depresivo.
INERTE-HIPERACTIVO. Son dos extremos que se deben combatir con decisión (despacito pero con buena letra), aunque como se puede comprender el inerte tiende al reposo, a la pereza y al no-hacer nada. Un ejemplo que se da a menudo es entre los estudiantes cuando llega la época de exámenes que se vuelven frenéticos, hiper-activos y se pasan noches enteras sin dormir empollando conocimientos deprisa y corriendo. Lo más normal suele ser el fracaso porque la mente sometida a tanta presión no trabaja adecuadamente. Después, pasados los exámenes se tumban a la “bartola” y ya no quieren tocar un libro en todo el veraneo por lo que terminan por olvidar lo poco o mucho que aprendieron en esos días. Eso sin contar con el <> que les da la sola idea de no pasar las “pruebas” y quedarse rezagados con respecto a sus compañeros de clase. Lo idea es hacer como el agua que erosiona la roca; poco a poco, todos los días, gota a gota va calando y calando hasta que terminar por erosionarla. Este ejemplo es válido para otras situaciones de la vida. También puede darse esta contrapolación por fuertes sentimientos de culpabilidad o remordimientos de traumas que encierre y lleve el individuo del tipo...”eres un maldito vago que no haces nada en todo el puto día”. El tono siempre suele ser inadecuado y el gesto también. Y el fin que se pretende no justifica en absoluto semejante medio tan poco flexible. Repito una vez más que, el Maestro Bueno corrige con amor sin herir a nadie en su amor-propio. Véase fracasado, “pobre-de-mí”, miedoso-temerario, vacío.
RENCOROSO-“TIBIO”. (Extracto sacado de un Oráculo Angélico). Perdonar significa que abandonamos las lágrimas de heridas pasadas y la ira del resentimiento, para vivir aquí y ahora el momento-presente. Cuando perdonamos nos quedamos ligeros de espíritu y sintiéndonos bien con nosotros-mismos. Sin eso no tenemos posibilidad alguna de estar verdaderamente capacitados . Seguiríamos creyendo que otros nos trataron mal y siempre arrastraríamos ese resentimiento. Corroe nuestras entrañas; es la materia prima de la que se forman las enfermedades. Perpetramos un abuso y una injusticia sobre nosotros mismos llevando con nosotros a todas partes nuestros sentimientos negativos. Perdonando estamos diciendo que ya no deseamos ser víctimas del abuso, la traición o cualquier otra forma de negatividad que obstaculice nuestra felicidad. El perdón de corazón (sin tibiezas) es lo que nos ayuda a crecer como gente feliz y saludable. Véase hipócrita-sincero, iracundo-indolente, “justiciero”-indiferente, violento-manso,odioso-hipócrita,celoso-indiferente
RESIGNADO. Suele ir acompañado del pretextador: “ es que no tengo suerte” “¡por qué a mí señor!” y un sinfín más. Algunos entonces buscan consuelo en la religión, otros en las drogas, otros en los vicios y otros simplemente no quieren hacer nada y se dejan llevar. Resignarse es abdicar y “firmar” en tu cuerpo magnético que delegas tus poderes al santo de turno, cristos benditos o demiurgo macabro. Estás poniendo tu alma en manos de terceros que harán contigo lo que quieran. Un guerrero-de-la-luz resignado es como un esclavo que acepta su condición y es dar plenos-poderes al esclavista que jugará con tu vida como si fueras peor que un <> del circo o una estúpida marioneta. Véase cómodo-estoico, indolente, vacío ,inútil, débil, masoquista, hipocondríaco, enfermo.
PATÉTICO. Cuando una persona no perdona o no es capaz de soportar un dolor intenso solemos pensar que actúa de manera “justificada”, cuando no deja de ser en el fondo “patética”. Dejando a un lado que hay momentos en la vida que es difícil controlar las lágrimas y callarse el dolor...la mayoría de la gente busca con esas actitudes de sufrimiento extremas conmover a los que les rodean para que en cierto modo “carguen” con su dolor, tristeza o melancolía del momento. Suele ser un mecanismo demiúrgico como otro cualquiera, lo propio de quién vivió según el mundo...y aún se dan mucho entre los católicos (que muchas veces son más satánicos de lo que imaginan). Sólo pondré un ejemplo para no herir la sensibilidad de nadie. En los funerales <> muchas veces se ven escenas de dolor y sufrimiento extremos por la pérdida de un ser querido mientras los que por desgracia muchas veces se ven obligados a ir a la ceremonia son partícipes de esas emociones y no saben cómo mejor actuar para ayudar al que sufre (si algo les importa porque muchos sólo van para cumplir el trámite); en Oriente, por ejemplo, es todo lo contrario. Se hace una enorme fiesta y se ríe y canta para que el difunto tenga un mejor tránsito a la otra vida. Y esa actitud es más correcta que llorar en extremo porque no se dan cuenta que con esos sufrimientos sólo está reteniendo el alma del difunto...que se ve atraída hacia el mundo incapaz de hacer su normal curso hacia la luz. Muchos de los fenómenos de espiritismo y otras historias de este tipo, se deben al egoísmo patético de los vivos, que no asumen la muerte como algo natural y normal... y en su afán por satisfacer o llenar la pérdida de su “ser-querido” (posesivo-desprendido) lo retienen a voluntad en esferas muy grises y cercanas a la tierra...dónde sólo experimentan un gran sufrimiento por no tocar, ver y oír como lo hacían antes. El que tenga oídos para oír que oiga. Otro ejemplo muy curioso sacado de la película “El Padrino” en la que el jefe de una siniestra red siciliana del hampa da una orden para matar -generalmente a sangre fría y por la espalda- a un miembro de una banda rival, al mismo tiempo que sin apenas inmutarse se le ve -cínico/solemne- en los primeros puestos de la iglesia y visiblemente “concentrado” en la ceremonia religiosa (¡¡¡); pero no sólo es patética esta persona, sino muchas veces la sociedad y el entorno que lo permite. Sin ir más lejos, hay curas (si así se les puede llamar) que ponen su grito al cielo si el jefazo del hampa no comulga....porque lo consideran un menosprecio hacia su iglesia (independientemente que lo haga o no motivado por el miedo, no deja de ser cobardía en su máxima expresión). Por supuesto, no debemos cargar las tintas en exceso contra nadie en particular porque cada cuál está inmerso en un entorno tan complejo que desde fuera es difícil entender muchas cosas. Valga lo dicho solamente como ejemplos aclaratorios del falso-ego.
DESQUICIADO. Del verbo desquiciar:” quitar a uno la confianza o la privanza de que gozaba”. Suele pasar mucho en las personas que han sufrido una agresión físico-síquica en su intimidad o han sido humilladas hasta el extremo que han perdido su amor-propio siendo incapaces siquiera ya de razonar de manera ordenada y natural. En general, un sistema demiúrgico suele crear seres desquiciados bien por un medio o bien por otro. El tratamiento es el mismo que dijimos en el caso de las personas con paranoias, oligofrenias o esquizofrenias si bien el desquiciado suele ir acompañado de algún tipo de medicamento para poder mínimamente su vehículo y sus nervios y no caer en el abismo de la locura. Si bien muchos no tuvieron o no supieron encontrar medios para salir de ese cuadro maníaco-depresivo la mayoría pecaron de indolencia, cerraron sus puertas a posibles ayudas (psicológicas o experiencias místicas de algún tipo) y excavaron en vida su propia tumba abismal. Y es que el desquiciado llega ahí por querer aferrarse a toca costa a sus caducos y obsoletos esquemas de pensamiento....”yo tengo mis motivos para esta depresión” suelen alegar casi siempre.
CRITICADOR. No nos interesa tanto la crítica constructiva o aquella que hace el profesional de la cultura (siempre y cuándo sea eso, profesional objetivo y riguroso), sino la <> la que conlleva una carga de murmuración y sátira. Entendamos por murmurar hablar a escondidas, en voz baja o en susurros de alguien que no está presente para defenderse con el ánimo -casi siempre- de hacer daño o desprestigiar el honor de esa persona (esto pasa mucho en las comidillas de las mujeres). La versión elegante y sofisticada es el programa de televisión donde unos “periodistas” ponen a caldo al personajillo que se mueve en la red de la farándula y el petardeo. Tanto monta monta tanto...complete usted el dicho. Y es que, tanta responsabilidad tiene el que iba al circo romano y se sentaba en las gradas como los que lo fomentaban de algún modo u otro desde las tribunas de honor. En último caso siempre se preferible echar la culpa a los gladiadores por su extrema crueldad (hipócrita-sincero). En cuánto al sátiro, además de la posible intención de desprestigio también está la de hacer reír al personal, ridiculizar o humillar al objeto de sus acometidas dialécticas. Todo viene a ser parte del mismo juego. Y los chistes no siempre están libres de esta “carga satírica”. Líbreme dios de los que critican a mis espaldas, decía un antiguo proverbio chino... Y no tan chino porque la crítica más o menos mordaz es un vicio nacional de muchos países (¡!) Véase para terminar odioso-hipócrita, sádico-masoquista, ignorante-necio, pretextador-intolerante, mentiroso-sincero, mediocre (acompañado de la funesta envidia y la codicia pecaminosa), susceptible, miserable, esclavo-esclavista, rencoroso-tibio, patético, especulador.
DISTANTE O MISTERIOSO. Este falso-ego también es muy divertido y se dan entre los supuestamente místicos que empiezan a dar mensajes más o menos acertados sobre el futuro envolviéndolos en un halo de misterio que sólo ellos saben descifrar más profundamente. O les preguntas algo y se hacen como los “alejados” para tenerte bajo su control y ser más que tú. Véase superior-inferior, miedoso-audaz, miedoso-temerario, hipócrita-sincero, redentor-despreciativo, misticoide, violento o intimidador - manso, falso protector ó especulador, fracasado-exitista, vanidoso.

PRINCIPIO PODER Y VOLUNTAD.

IRACUNDO-INDOLENTE. 1º) Cólera, enojo: la ira es mala consejera; apetito de venganza: incurrir en la ira de dios (nos referimos al jehovítico); o dejarse llevar por la furia de los elementos: irritarse hasta extremos inverosímiles. Un animal muy colérico es el elefante, por ejemplo, que en su paroxismo de rabia puede llegar a “triturar” cualquier hormiga que se le ponga por delante. El mago debe aprender a controlarse y evitar esos mismos ataques de ira; si no terminará convertido en un lamentable mago negro de esos que pululan por el bajo astral. Jamás la cólera es buena ni siquiera para combates extremos de vida o muerte dónde se necesite gran cantidad de energía. Porque sólo el amor y el equilibrio pleno pueden beneficiar al buen mago mientras que las emociones intensas como una ira o un odio extremo le debilitan en exceso. Véase odioso-hipócrita, triste-eufórico, susceptible, “rencoroso-tibio”, desquiciado, débil, patético, justiciero-indiferente, especulador.
2º) La contrapolación es obvia. Aquél que no se inmuta por nada ni reacciona ante nada llegando a ser un “mediocre” que se deja arrastrar por la corriente de la vida. Aunque supiera cómo no haría nada y en su indiferencia busca razones y pretextos para su desidia mental. Véase mediocre, fracasado, vacío. En cuanto INDOLENTE-ANSIOSO, suele suceder a menudo en los magos noveles y aprendices. Han estado parte de su vida dejándose arrastrar por la corriente de la vida, no sabiendo contra quién luchan, quiénes son sus verdaderos enemigos y de repente... Unos buenos textos de magia pueden cambiar su vida y empezar a ver las cosas con más claridad. Desarrollan un yo-ansioso y quieren de la noche a la mañana evolucionar cuánto antes y empezar ya a salvar almas a toda costa... Sin reflexionar que el conocimiento se le da a quién se deba y lo necesite. Hay que tener algo de cuidado con este falso-ego porque suele suceder a menudo y repetido intensamente puede llevar a esquizofrenias de todo tipo. Otro ejemplo, el muchacho que va a unas convivencias con misioneros católicos y de pasar de un ateísmo total -mezclado con indolencia- sale en un par de días con una fuerza divina que le impulsa a creerse otro redentor más y a buscar almas -de manera ansiosa- para salvarlas supuestamente de sus males y pecados diversos. Las sectas destructivas suelen trabajar a menudo con este falso-ego motivando a sus discípulos a su antojo. Véase ignorante-necio, redentor-despreciativo, pretextador-intolerante, miedoso-conquistador, fanático-nihilista, miedoso-audaz, triste-eufórico, avaro-desprendido, fracasado-exitista, dominador, cómodo-estoico, esclavo-esclavista.
VIOLENTO O INTIMIDADOR - MANSO [Extracto de la Doctrina. La idea que la violencia engendra violencia es, uno de los absurdos más terribles para la dignidad humana. Dicho slogan se asocia con esa adulteración del Nuevo Testamento que habla de “poner la otra mejilla”, cuando la original -que era latina y no aramea como el Antiguo Testamento- decía textualmente: <<>> y lo más probable es que termine en un manicomio, la cárcel o convertido en un hechicero del bajo astral. No se puede ir por la vida atacando a nadie y la única espada debe estar en la mente... En aquél que se domina y sabe defenderse si se viera en un caso de extrema necesidad. Las fuerzas del bajo astral son verdaderamente siniestras y si no hay una correcta depuración sicológica pueden torcer nuestras más elevadas intenciones para hacernos daño a nosotros mismos o a los que nos rodean. El que quiera evolucionar, antes de comprarse muchos libros de esoterismo o de magia o espadas de fuego sacadas de los pokemons... Debería ir a un buen psicólogo para desenterrar toda la “suciedad” , traumas y demás “pajas mentales” que seguramente allí oculte. Y no nos engañemos, el buen mago si se viera necesariamente obligado a defenderse planificaría varios días antes el combate en astral que es dónde se aprecia de verdad el potencial rúnico; y lo haría como algo excepcional porque su meta no es “destruir” a cuántos más magos negros mejor, sino ayudar a cuántas más almas mejor a escapar de la indolencia del mundo. Sea dicho.
“POBRE DE MÍ” . ¡pobre de mí, se han acabado las fiestas de S. Fermín! Este falso-ego bien podría ser considerado dentro del yo-pretextador, pero en una sociedad infestada y maloliente como la actual se ha convertido en algo habitual escucharlo. Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena y a muchos la tormenta los pilla en calzones y beodos perdidos. Hay muchas fallas en otros aspectos de la conciencia antes de llegar a esta debilidad tan manifiesta de la voluntad, que muchas veces es sólo un disfraz para manipular a otros. La primera, que es imperdonable es, la de aquél que olvida su origen divino, la chispa que emana del Absoluto y que mora en lo más profundo de su corazón; si bien la ignorancia puede ser hasta cierto punto excusable la necedad se paga de un modo u otro. Estamos aquí para recordar quiénes somos y los indolentes, los cobardes, fracasados y todos los que estamos llenos de vicios de alguna clase debemos hacer el esfuerzo por hallar respuestas... hasta que nos demos cuenta que la única respuesta está dentro de nosotros porque no somos ni más ni menos que dioses (dignos herederos de la vida inmortal plena y eterna), aunque por circunstancias espacio-temporales esclavizados y obligados a resignarnos a nuestra esclavitud (material, mental y espiritual). Nadie debería clamar jamás al cielo porque sería un atentado contra el dignísimo Dios que mora en su Interior...El-Mismo.
COBARDE-TEMERARIO. La mayoría de la humanidad suele ser cobardica, llena de miedos y vicios de todo tipo y casi siempre indolente. Bien nos valdría muchas veces la comparación con los gusanos que se arrastran por el fango y que, de vez en cuando levantan la cabeza para quejarse de su triste condición o criticar algo que no les ha gustado. Sin embargo, algunos arrastrados casi siempre por los egos del momento (generalmente bajas pasiones) pueden ser capaces de las cosas más increíbles y realizar las obras más portentosas. Valga el ejemplo del anti-héroe del Tarot (el inconsciente muchacho alocado) que es capaz en un arrebato de dignidad, bajar a los mismísimos infiernos a rescatar almas y se enfrenta a quién se haya de enfrentar... No dándose cuenta en su locura que se parece a la hormiga que pide paso ante el elefante que le cierra el paso. Ese mismo muchacho seguramente duerme con la ventana de su cuarto no del todo cerrada por miedo a la oscuridad. El cobarde profundo puede ante una circunstancia extrema, donde hay que reaccionar en un par de décimas de segundo, convertirse en un temerario y jugarse su vida por la de los demás realizando así una buena obra que quedará en los anales del poder de la voluntad humana. Pero también puede suceder al revés (como casi siempre ocurre) y el cobardica puede realizar una estupidez temeraria que ponga en peligro su vida y la de los demás. Esto se da mucho entre las pandas juveniles y casi siempre a menos inexperiencia mayor fuerza cobra este ego. Por eso, la luz brilla en la mente del anciano mientras la llama brilla en la del joven. Véase miedoso-audaz, fracasado-exitista, pretextador-intolerante, inútil, orgulloso-modesto, iracundo-indolente, inferior-superior
DOMINADOR. ¡ay el dominador!. ¡Qué yo-psicológico tan complejo y al mismo tiempo sencillo!. Complejo porque suele ir tapado o apoyado por otros que hacen el trabajo sucio por él. Sencillo porque en sí-mismo es uno de los más fáciles de entender y quizás hasta de perdonar. Primero debemos diferenciarlo del esclavista, que busca una intencionalidad siempre dañina para el prójimo y así obtener algún beneficio personal. El dominador muchas veces se deja guiar por un supuesto altruismo o mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos o defender valores que él considera mejores que los que hay. Pongamos ejemplos. Los misioneros católicos cuándo llegaron a las Américas muchos iban con la sana intención de ayudar y reeducar a los indios que estaban sumidos en la barbarie y la esclavitud de los ídolos; al menos era así según sus esquemas judeo-católicos donde su dios crucificado les impelía a evangelizar a toda costa a esos “pobres e idiotas salvajes”. Después se ha demostrado que esas culturas aparentemente inferiores llevaban siglos y siglos sin destruir su entorno natural, no tenían las pestes ni vicios de los europeos y por supuesto llevaban una calidad de vida digna de un ser humano, aunque quizás sin los supuestos adelantos de la “civilización europea”. Tal vez en algunos de sus ritos y cultos habían caído en cierta idolatría (como ofrecer niños a los dioses solares en señal de adoración y sacrificio), pero no nos olvidemos de las corrientes satánicas dentro del cristianismo oficial y por supuesto de las atrocidades de la inquisición... Por momentos más satánica que cualquier perdido culto salvaje en la India a la diosa Kali (la diosa de la sangre y la crueldad, una especie de Lilith infernal). Hubo otras dominaciones como la <>, que trajeron en efecto un refinamiento “antes” desconocida a ambas orillas del Mediterráneo, además de calzadas, monumentos de todo tipo y acueductos por lo que se puede considerar como un salto tecnológico más hacia delante de la humanidad. Otras dominaciones escondían intereses meramente esclavistas, como los belgas en el Congo (mediados del XIX) donde se trajeron además de las piedras preciosas a sus gentes como mercancía de ganado. En último caso, peor que el dominador suelen ser sus amigos de aventura: inferior-superior, odioso-hipócrita, miedoso-conquistador, pretextador-intolerante, hipócrita-sincero, esclavo-esclavista, violento-manso, codicioso-mediocre, avaro-desprendido, criticador, cobarde-temerario, mortal.
REPRIMIDO-BRUTAL. Las bestias más monstruosas y perversas que circulan por el bajo-astral llenas de sadismo y brutalidad en límites inconcebibles para el ser humano son, en su mayor parte profundos reprimidos mentales que no supieron combatir sus sentimientos de culpa y terminaron por enloquecer. Esta es la gran verdad de los misterios del alma y no hay más cera que la que arde. Otros pueden inventar extrañas historias de terrores increíbles y dioses primordiales a lo Love-Craft pero la verdadera causalidad de las paranoias, locuras y esquizofrenias es tan sencilla que hasta un niño de 8 años las entendería. Satanás sólo es, un “diosecillo que hurgó en la Naturaleza” y ahora es un vampiro para la humanidad; y su fin llegará al cierre de la burbuja universal en la que nos encontramos. Para el Absoluto sólo habrá sido un pestañeo en el tiempo y de este loco no quedará más que el polvo del universo. Este demiurgo no habrá cambiado nada (aunque sí habrá servido para mostrar distintos puntos de vista sobre la perfección y sobre todo como escuela de aprendizaje para algunas almas que lo hayan sabido aprovechar), pues las burbujas-divinas son infinitas y este Loki sólo habrá podido actuar como mucho en unas cuantas galaxias (y ya es mucho). Cada burbuja universal tiene infinitas galaxias. Por otro lado, para que exista <> debe existir algo de maldad en toda creación, pero NADIE está obligado de antemano a realizar ese mal; y los que lo hacen motivados por sus falsos-egos sólo son eso, ignorantes (algunos llegan a la necedad incluso, pero son los menos). Aquí partiré una lanza a favor del espiritismo:” todos los espíritus son iguales ante Dios y lo que les diferencia es principalmente el egoísmo y la ignorancia”. Para terminar con este yo-psicológico diré que, la voluntad y el poder debe ser como el buen <> ( que los puritanos me perdonen la expresión vulgar) que debe realizarse de manera periódica -a ser posible según las pautas de la magia sexual para no derramar semen- y con la fogosidad (que no lascividad ni brutalidad) que requiera cada ocasión. Al fin y al cabo, el reprimido buscará el modo de hacer aquello que no le dejaron hacer... casi siempre con brutalidad porque está algo enfadadillo por tanta prohibición y se siente culpable en cierto modo. Véase celoso-indiferente, odioso-hipócrita, lascivo-puritano, culpable-inescrupuloso, vicioso-aversivo, cínico-solemne, sucio-maniático, susceptible, codicioso-mediocre, esclavo-esclavista, pesimista, patético, distante o misterioso, iracundo-indolente, violento-manso, débil, miedoso-temerario, inconsciente, aislado, vacío, especulador e insensible.
CÓMODO-ESTOICO. Estos dos se complementan como dos gotas de agua. El primero es la actitud hedonista, sino egoísta, del que busca llevar la mejor vida posible (algunos llaman calidad de vida al materialismo y la tranquilidad de la buena vida) y olvidarse de lo/s demás. Y el estoicismo es la filosofía que este individuo maneja (casi siempre subyace en su subconsciente) para legitimar ese modo de ser: <<>>. Este falso-ego se da muchísimo y basta mirar un poquillo. La gente usa las religiones, conocimientos y bienes monetarios para satisfacer su yo-místico, yo-ignorante, yo-vanidoso y sobre todo su yo-estoico. Están los cristianos de iglesia cerrada que huelen a sacristía vieja y rancia que sólo van a misa cuándo les toca y en lo demás llevan una vida de comodidades como el resto de la gente. Y están los esotéricos, espirituales, espíritas y no sé cuántos grupos más místicos y seudo-místicos que compran sus libros de esoterismo, asisten a sus sesiones semanales de espiritismo o a las reuniones de tal o cual maestro espiritual... hacen sus clases de reiki... y después llevan una vida con las mayores comodidades y lujos posibles como el resto del mundo. Y por último están los científicos-ateos, vividores, escépticos, indiferentes que sólo quieren vivir lo mejor posible y disfrutar a “tope” de la vida como el resto del mundo. Sólo por una vez y sin que sirva de precedente...usaré un grito de guerra revolucionario-comunistoide...” ¡¡ a las barricadas !!”

PRINCIPIO ETERNIDAD.

INSENSIBLE. El “duro de pelar”, con un corazón frío y mirada que “mata”, receloso, profundamente egoísta y a veces cruel...es el fondo mucho mejor persona que el risitas de la televisión, que va por la vida en plan feliz y está por dentro igual de vacío. Ambos son casos extremos de gente insensible. Algunos han perdido ya su alma hace tiempo y recuperarla no es fácil. Otros están a un paso de esa pendiente abismal. La mayoría son unos pobres-diablos ignorantes que no saben dónde está el verdadero tesoro y el verdadero amigo. Si a estas alturas y casi terminando el análisis de los falsos-egos aún no se han dado cuenta de lo que hablo, que se tomen la molestia de releer lo escrito.
INCONSCIENTE. La materia es inconsciente y el que se deja arrastrar termina animalizado en sumo grado. Es el caos del que tanto se habla en Hermetismo. Muchos logran un gran dominio en ramas de saber científico, artístico o ético-religioso. Y eso supone desligarse de las cadenas de la materia que nos llevan a la ignorancia más supina. Nadie nace aprendido o “sabido” (salvo el resabiado o el tontamente pedante) y la mayoría debemos hacer el esfuerzo por “cultivarnos”. Y como estamos en el principio eternidad diré que todos llevamos en nuestro interior la impronta del Creador y basta una sola unión mística para empezar a recordar “eso que ya sabemos”. No hay más inconsciente que el ateo o el que se ampara en ideas religioso-filosóficas (por ejemplo silopsismo que alega que sólo existe lo que nuestra mente contenga o un cristianismo que aboga por la resignación en vida y esperar esperanzados la muerte (¿) o un seudo budismo que defiende la nada como algo jeje) para negarse-a-sí-mismo; pero está en su derecho de seguir en su propia inconsciencia y tarde o temprano (sino en esta vida o en otras) puede reorientarse hacia la plena consciencia. Que no es otra más que aquél que se sabe profundamente amado en su interior por ese Absoluto que mora en el corazón de cada átomo y de la galaxia. Esta inconsciencia llevada al límite produce necedad y lleva a muchos a creerse después de muertos que aún están vivos...y algunos terminan por despertar tras los sabios consejos de otros que les ayudan a darse cuenta de su nueva situación. Otros salen completamente “dormidos” a ese plano y de eso se aprovechan la mayor parte de los brujos y brujas que usan sus malas artes contra estos infelices. Sirvan estos casos como ejemplo. Una buena terapia para empezar a tener consciencia de las realidades espirituales que nos rodean es dedicar algunos minutos al día a reflexionar en silencio y a veces basta simplemente con MIRAR a la pantalla de la mente, solos en la oscuridad...poco a poco el velo denso de materia atómica se va corriendo de manera suave y paulatina; esto no será posible en unos días claro está, pero la práctica habitual producirá resultados maravillosos. Lo importante es mirarse a uno mismo sin pensar en nada y darse cuenta de quién mira y qué es el objeto mirado. Por otro lado, los sueños (aunque muchos estén relacionados con nuestro pasado o preocupaciones mundanales) encierran una sabiduría profunda que puede ayudarnos en gran medida a comprendernos-a-nosotros-mismos.
INDOLENTE (*). Se debe combatir prioritariamente. La indolencia es aquél que se deja arrastrar por la “corriente de la vida” y acepta lo que la sociedad le indique, bien sea una moda nueva o algún tipo de creencia de cualquier tipo que “suena” con fuerza en ese momento. Son los más acérrimos seguidores del demiurgo porque ni siquiera tienen la dignidad del que aún sin entender muchas cosas se ampara en la religión oficial o alguna otra creencia con el ánimo de mejorarse como persona y evolucionar. Todo el circo político-religioso-artístico-cultural-deportivo está montado para entretener y callar las conciencias de estos títeres demiúrgicos. Y sin ir más lejos la televisión que supuestamente viene de parte de los grandes maestros avanzados de la humanidad...si es así, ¿por qué no enseñan de una vez por la televisión las claves para liberarse de esta esclavitud infernal aunque sea en algún programa subversivo de esos por la noche en vez de meterles “mierda” a la juventud (que es el fondo un materialismo salvaje) disfrazada bajo el grupo de rock supuestamente muy radikal y trasgresor (¿) dotados de una nueva estética tecnogrunch ? ¿por qué permiten que la gente viva en barrios de chavolas rodeados de ratas y mierda mientras por la televisión sus “héroes” viven y comen como faraones rodeados de toda clase de comodidades y riquezas? Quién quiera ver...
MORTAL. Como hijos del padre jehovítico Satanás estamos condenados a morir, que es una lamentable interrupción del proceso verdadero que es renacer a un reino mejor. En la Naturaleza verdadera y perfecta nada muere, sino que cuándo ha completado su aprendizaje “asciende” de modo natural al reino siguiente: mineral-animal-Hombre-Cristo etc. El demiurgo, un ser enloquecido que hurgó en la materia nos creó a su imagen y semejante mediante procedimientos de clonación y demás historias genéticas y por esta y otras fechorías se quedó atrapado en las redes de la materia sin posibilidades de ascender a ningún reino inmediato superior y lo que es pero, <> a la humanidad para seguir él “vivo”. Su máxima obra es mantener “en sus redes” a los humanos que cuándo mueren pasan por distintos planos hasta llegar al devachán (especie de cielo demiúrgico donde viven en un sueño más o menos feliz hasta tener que reencarnar de nuevo en este valle de lágrimas para pagar el mal-karma acumulado). Y del devachán de nuevo al mundo para continuar en esta rueda infernal hasta que ese malvado termina por involucionarnos (ya que se encarga que en cada vida generemos “mal-karma” y así especula una y otra vez con esa historia). Sólo cabe una manera de liberarse y es en vida-física trabajando en las causas que nos hacen atarnos a la materia: los falsos-egos y complementarlo con la magia-sexual (que impide derramar semen prologando nuestra salud física) y la magia-rúnica (poderosos mentalismos -junto con las letras sánscritas, el tao etc.- dados por los dioses todos enemigos del demiurgo para liberarnos de las garras de ese dios macabro que juega con sus criaturas a modo de marionetas).
INSIGNIFICANTE. Tal vez al hombre mortal ordinario se sienta de vez en cuando como una hormiga o algo más ínfimo ante la magnitud de lo creado, galaxias, planetas y universos...pero eso es normal y hasta cierto punto lógico dado que la mayoría hacen como el grano de mostaza, encogerse en vez de “germinar” y evolucionar hasta convertirse en un frondoso árbol. Valga destacar a manera de ejemplo que un aura fortalecida y vigorosa de un ser evolucionante puede alcanzar varios centenares de metros, aunque sólo sea posible verla completamente para el que posea videncia-astral mientras que en el hombre fornicario y egoísta apenas llega a un par de metros. A su vez, es posible para el buen mago ampliar su aura de tal manera que sea tan grande como un planeta o incluso más. Esto sonará a cuento de pokemon o sangoku para la mayoría de ustedes, pero es una dichosa y presente realidad para quién se encamina con paso firme hacia la evolución. Aún así, no son estos “poderes” los que busca el ser evolucionante y si se han comentado es sólo para contrarrestar ese falso-ego insignificante. ¿Cómo vamos a ser insignificantes para el Absoluto si nos lleva tatuados en la palma de su mano? ¿Adónde podemos ir que Él no esté ahí, guiándonos en nuestro caminar aunque estemos envueltos en un mundo podrido por la demiurgia? ¿Acaso el buen pastor se olvidaría de alguna de sus ovejas por descarriada que esté?¿ Y no somos para ese Inefable Creador dignas <> emanadas de su seno y por lo tanto herederas de su Amor, Gloria, Omnisciencia y Misericordia? El que así no lo crea aún está en el camino de la <>
AISLADO. Imagine el lector por un instante que quisiera mantener a un preso sometido a sus órdenes y antojos. ¿Qué es lo primero que haría? Incomunicarlo del exterior (amigos, parientes etc.) para que nadie pudiera prestarle ayuda de ningún tipo y así que no supiera cómo salir de esa cárcel-mental. Eso mismo hace Satanás con sus víctimas. No sólo hace eso, sino que además engaña a sus esclavos haciéndoles ver que son “libres” en el mundo-del-sufrimiento que él y sólo él maneja a su antojo. Desvía la atención hacia un supuesto infierno en el interior de la tierra dónde él reside o simplemente corrompe a sus víctimas de holocausto a su gusto para que no den problemas de ningún tipo. Son pocos los que lentamente van dándose cuenta del tomate e intentan romper esas cadenas de esclavitud. Aunque no están solos... otros ya lo han conseguido o están en camino para conseguirlo y siempre pueden echarle una mano. No peque de autosuficiente y no menosprecie cualquier ayuda por insignificante que sea, pero recuerde que sólo usted tiene el mejor medio para hacer las cosas. “Cada maestrillo tiene su librillo”, pero hace falta que alguna vez en nuestras vidas alguien nos muestre o nos enseñe ese librillo para poder usarlo a nuestro antojo. Es fácil reconocer a los que vienen a ayudar y los que buscan algún beneficio personal o hacernos daño. Los unos dan lo que tienen de manera gratis y altruista y dejan que cada cuál se tome su tiempo para reflexionar y opinar sobre el tema en cuestión. Nunca obligan a nadie a realizar nada contra su voluntad, pero tampoco pueden permitir la indolencia de usted; eso parece claro. Los otros, los falsos-maestros vienen disfrazados con pieles de cordero, pero son lobos que terminan por saquear su hacienda o patrimonio personal -en el mejor de los casos- y en el peor le convierten en un robot programado según las directrices de la secta o religión que se trate. ¡No se deje programar jamás! ¡Más vale sólo que mal acompañado! ¡Ábrase al mundo, a la gente, a la humanidad...y empezará a ver en sus corazones al mismo dios que mora en el suyo y en el corazón de la galaxia, pero JAMÁS se haga cómplice de sus vicios y pecados y por supuesto no permita que le conviertan en un cordero más de sus temibles ideas sectarias! Es fácil pasar de una soledad completa a meterse en alguna secta del fin del mundo en la que el ovni le salvará de la quema; o aquella otra en la que el redentor (algunas veces el mismo líder carismático de la secta) le salvará de sus pecados y miserias humanas a cambio de entregarle todo -desde su hacienda hasta su capacidad de pensar por sí mismo. Si aún así es incapaz de reconocer al falso-maestro pasará de estar aislado/a a estar crucificado/a en una de tantas películas de terror que lamentablemente vemos a nuestro alrededor. Yo le digo, ríase si quiere de lo acá escrito y si le parece una tontería, límpiese el culo con estas hojas y así economizará el papel (que las selvas amazónicas están que no pueden más); pero si algo intuye que puede ser cierto, no deje pasar ni un segundo más y empiece ya a trabajar en limpiar su psicología.
VACÍO. Uno de los Principios Absolutos es que todo es Espíritu-Esencia y dónde hay espíritu está siempre presente el Absoluto Creador de mundos y estrellas. Ni una sóla hoja de un árbol se mueve sin que él lo sepa, así que nada puede escapar a su mirada. Pero los humanos tenemos el horrible vicio de inventar una y otra vez historias macabras y filosofías baratas para convencernos que estamos solos, aislados y que venimos de la nada para ir a la nada. Hasta la nada encierra éter lo cuál siempre es algo. Sólo hay un remedio para acabar con este falso-ego: y es llenando ese vacío con algo que satisfaga al alma, sino nos haremos unos desgraciados. Y eso que de verdad llena sólo pueden ser los verdaderos atributos de la misma. Nadie está condenado de por vida a vivir en el horror de ese vacío mental. Trabaje en las malas hierbas y poco a poco su terreno estará preparado para alimentarlo y abonarlo con las esferas de conciencia, virtudes y atributos auténticos de nuestra esencia divina. Y no tenga miedo, porque si hace el proceso de manera adecuada nadie ni nada externo a usted podrá hacerle daño porque no hay otro más fuerte que usted, dios mismo. [Nota: una vez que se han acabado con la cizaña que parasita nuestra Alma se sentirá el Gran Vacío, que nunca debe confundirse con el falso-ego vacío. El falso-ego sólo es eso, un mecanismo psicológico que nos hace sentir mal, fracasados, aislados, mortales, indolentes y un sinfín de pestes más que se combate a los demás con mucho Amor y auto-observación constante hasta eliminarlo de nuestra psicología. El Gran Vacío nos indica que hemos eliminado completamente (o casi porque siempre quedarán algunas hilachas y flecos) a los parásitos de nuestra Alma y será el momento de instalar las esferas de conciencia o yoes-reales, verdaderos atributos de nuestra Divina Presencia, Ud. Mismo)]

Buscad comprender el Universo, pero no olvidéis que lo más importante es Amar a todos los Seres que comparten nuestras vidas y situaciones. El Mago no es un delirante que vive perdido en la inmensidad del Infinito, sino que lo sondea esporádicamente para comprender a Dios; pero es feliz porque es un simple Hombre que Ama de Verdad. No busca ninguna gloria personal, sino que se eleva sobre si mismo, y rompe sus limitaciones para servir más y mejor a quienes deseen ser ayudados.

Tampoco busca el Mago "salvar de prepo" a los indolentes. No debe perder el tiempo con ellos mientras que hay mucha gente buscando francamente el conocimiento. Ningún redentor carga cruces ajenas. Los Magos deben estar dispuestos a morir o matar combatiendo por los que sufren, pero no por los que esperan cómodamente que otro sienta, piense y sufra por ellos. El Mago es el hombre más religioso que existe, pues está dispuesto a matar o morir, si es absolutamente neceario. No por lo que cree, sino por lo que conoce.

HOMBRE "DORMIDO" puede evolucionar en HOMBRE INSTRUIDO

HOMBRE INSTRUIDO puede optar por uno de los dos CAMINOS:

1)Camino Demiúrgico: Brujos, Materialistas, HOMBRE DESVIADO (Camino Corrupto) HOMBRE INVOLUCIONADO EN SUCESIVAS REENCARNACIONES resultando paulatinamente en Pithecantropus, Simios, etc., o eliminados en el "Avitchi")

2) O puede evolucionar en HOMBRE REORIENTADO
HOMBRE REORIENTADO se transforma en:
GUERRERO ó SANTO
Soldados, Obreros, Artistas y Artesanos Médicos, Obreros, Artesanos y Maestros
(Eventualmente funciones de Santo) (Eventualmente funciones de Guerrero)

Si mantiene su equilibrio y combina su caracter como SANTO-GUERRERO, evolucionará hasta ser uno más entre los DIOSES U HOMBRES PRIMIGENIOS o eventualmente podrá acortar camino mediante el proceso de Ascención al REINO KRÍSTICO y de allí continuar su maravillosa evolución hacia OTROS REINOS.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.